Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

El 47% de los estudios de videojuegos españoles son microempresas

  • Actualidad

PC jugadores

La industria española del desarrollo de videojuegos ha entrado en una fase de consolidación. Actualmente existen en España 450 empresas y estudios legalmente constituidos, más otros 130 proyectos a la espera de constituirse. El 40% de las empresas españolas ya han llevado a cabo desarrollos para realidad virtual.

En 2016 la industria española del videojuego facturó 617 millones de euros, un 21% más que 2015, y la previsión de crecimiento anual en los próximos tres años es del 23,6%, lo que, de cumplirse, supondría alcanzar 1.440 millones de euros de facturación en el año 2020. Así lo indica la edición de 2017 del Libro blanco del desarrollo español de videojuegos, elaborado por la Asociación Española de Empresas Productoras y Desarrolladoras de Videojuegos (DEV). De acuerdo con el estudio, el empleo directo en el sector creció un 20% en 2016, sumando 5.440 profesionales, y se espera que siga creciendo un 20,37% anual, hasta llegar a los 11.420 empleos directos en 2020.

Según el estudio, el 80% de las empresas y estudios activos a día de hoy no existían hace diez años. Este crecimiento se ha visto acelerado en los últimos cinco años, cuando se ha creado el 52% de las empresas actuales. Consecuencia de ello, es un tejido empresarial polarizado y compuesto principalmente por una amplia base de microempresas, pocas pymes y muy escasas firmas de tamaño mediano o grande. De hecho, el 47% de los estudios españoles cuenta con menos de cinco empleados y el 87% factura menos de dos millones de euros. Actualmente existen en España 450 empresas y estudios legalmente constituidos, más otros 130 proyectos o startups a la espera de constituirse. Cataluña, la Comunidad de Madrid, la Comunidad Valenciana y Andalucía son los principales focos de concentración de la industria.

La industria española de desarrollo de videojuegos se reconfirma un año más como altamente exportadora, ya que, de media, el 57% de los ingresos de las empresas del sector proviene de los mercados internacionales. En concreto, el 22% procede del resto de Europa, el 21% de Norteamérica, el 6% del Lejano Oriente, el 5% de Hispanoamérica y el 3% de Oriente Medio y África.

En cuanto a las tendencias tecnológicas, el 40% de las empresas españolas ya han llevado a cabo desarrollos para realidad virtual, mientras que más de la mitad pretende hacerlo en un futuro cercano. Uno de cada cinco estudios españoles desarrolla serious games, es decir, juegos con intencionalidad formativa, no solo lúdica. Por su parte, los eSports representan un mercado muy prometedor, pero todavía a la espera de demostrar modelos de negocio viables para las empresas, sobre todo para los estudios de desarrollo.