Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Alinea tus soluciones de TI con los objetivos de negocio

  • Estrategias

alineacion TI

Aunque es una tarea complicada, encontrar la manera de alinear correctamente tus TI y tus procesos de negocio te permitirán mantener las cosas funcionando sin problemas, satisfacer a los empleados en toda la organización, introducir mejoras económicas, e impulsar la productividad a todos los niveles.

Como concepto, la alineación de las TI, también conocida como la alineación del negocio con las TI, no siempre es fácil de definir. Independientemente del tamaño, una organización es una entidad compleja y polifacética, con una diversidad de funciones y necesidades tecnológicas desfilando bajo una misma bandera. Para el personal de TI de una organización de tamaño medio, tratar de hacer coincidir las soluciones de TI con las necesidades operativas y del cliente es uno de los retos más importantes que deben afrontar. Según relata Evan Wade en un artículo de The Pulse of TI, hay cuatro preguntas que deben hacerse para iniciar el viaje hacia la alineación de las TI más fácilmente:  

¿Cuáles son tus objetivos?

El establecimiento de objetivos te ayudará a identificar qué pasos se deben dar para alinear las prácticas de tu organización en el proceso. Para ello es necesario hablar con otros miembros de la directiva para formarse una idea más amplia de los objetivos para lograr la alineación completa. Aunque cada respuesta probablemente será diferente, los aspectos comunes descubrirán las áreas de mejora críticas.

¿Tus soluciones de TI proporcionan valor?

El área de negocio y el área de TI de tu compañía probablemente hablan diferentes idiomas, lo que no es tanto un problema, aunque, debido a esta separación, no queda claro el valor exacto que la tecnología de TI proporciona al resto de la organización. Un director de relaciones de negocio (BRM) puede ayudar a cerrar la brecha lingüística entre negocio y TI, usando su conocimiento técnico y especialización de negocio para sugerir cambios e identificar los puntos débiles. Si la integración conceptual no es tu fuerte, piensa en delegar el aspecto de la comunicación a un experto.

¿Quién realiza las operaciones?

En general, las medianas empresas deben permitir que el propietario y la alta dirección desarrollen el proyecto, dejando que los detalles operativos recaigan en otros empleados. Sin embargo, en la práctica, estos altos mandos también tienen un papel directo en la operativa. Incluyendo a tus jefes de equipo permites al negocio construir procesos con tanta autoridad y autonomía como es posible, acercando el negocio a las soluciones de TI, y haciendo partícipes a los empleados de nivel inferior.

¿Cuáles son tus limitaciones tecnológicas?

Los presupuestos, el rendimiento y otros factores complejos juegan un papel clave a la hora de dotarse del hardware que necesitas para lograr la alineación. Asegúrate de envolver tu propuesta con beneficios que los responsables del negocio apreciarán, normalmente en forma de dinero ahorrado o ganado. Por ejemplo, a la hora de presentar un proyecto de virtualización de servidores, deben entender las ventajas que supone la sustitución de tres o cuatro servidores innecesarios por un único sistema en términos de ahorro y productividad.

Descubre más opciones para tu empresa

Lee Transformación digital. Reinventando organizaciones ante la nueva revolución industrial, un documento que recoge las principales estrategias para llevar a cabo con éxito la digitalización de las organizaciones.

Cuando los responsables de la toma de decisiones abordan la selección de una nueva tecnología de la información avanzada para encarar nuevos desafíos, deben tener en cuenta varios factores que pueden potenciar la productividad de la organización y del personal de TI. Lee en Potenciar la productividad cuáles son esos factores.

La movilidad es clave para mejorar la productividad porque da a los empleados acceso a las aplicaciones desde diversos tipos de dispositivos y redes, y permiten implementar herramientas de colaboración. En Cinco estrategias sencillas para ayudar a habilitar un personal móvil más productivo encontrarás cómo hacerlo.