Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Grandes empresas y startups recurren a la tecnología para ser competitivas

  • Estrategias

pyme emprendedor

Mientras que las grandes empresas se ven lastradas frecuentemente por los procesos establecidos, las tecnologías obsoletas, las limitaciones de los costes de TI y los crecientes problemas de seguridad, las startups citan la seguridad de los datos entre sus principales preocupaciones.

Un informe llevado a cabo por la firma analista CCS Insight, por encargo de Samsung Electronics, pone de manifiesto que las compañías de todos los tamaños se enfrentan a una imperiosa necesidad de aprovechar la tecnología para mantener su competitividad, si bien las grandes compañías y las startups muestran enfoques radicalmente diferentes respecto a la inversión en tecnología. El informe “Big & Small: How to do Bigger Things in Business”, revela asimismo que las compañías de mayor tamaño son ahora menos productivas que hace una década, un estancamiento que pone de manifiesto una falta de comprensión sobre cómo beneficiarse de la mentalidad startup.

Nick McQuire, vicepresidente de investigación empresarial en CCS Insight, declara que, “a pesar de las diferencias entre las grandes empresas y las starups, ambas están recurriendo a la tecnología para obtener ventajas competitivas. Nuestra investigación destaca cómo el éxito futuro de ambos tipos de organizaciones estará ligado a su capacidad para comprenderse mutuamente, tender puentes y trabajar conjuntamente”.

Según el informe, de media, las grandes empresas pierden alrededor de la cuarta parte de su productividad lastradas por los procesos establecidos, las tecnologías obsoletas, las limitaciones de los costes de TI y los crecientes problemas de seguridad. Uno de cada tres responsables de la toma de decisiones en las grandes compañías cree que la provisión de TI no se adapta a sus necesidades. En contraste, las pequeñas startups pueden ser mucho más ágiles e innovadoras, pero carecen de los procesos necesarios para crecer y escalar. Además, utilizan más tecnología personal en el lugar de trabajo, pero son preocupantemente desdeñosas respecto a las ciberamenazas, que es posiblemente uno de los desafíos más importantes a los que las empresas enfrentan hoy en día. De hecho, menos de una quinta parte de los empleados de las pequeñas empresas recibe formación en seguridad. Esta situación, frecuentemente influida por los costes, es preocupante puesto que el número de ciberataques continúa aumentando.

El informe revela también que las pequeñas startups muestran enfoques radicalmente diferentes respecto a la tecnología móvil, que es cada día más importante debido a la prevalencia del trabajo móvil. Una tercera parte de los trabajadores en países desarrollados se encuentra actualmente en la categoría de “trabajador móvil” y para 2020 el 48% de la fuerza laboral en las economías en desarrollo también será clasificada como móvil, un porcentaje que alcanzará el 70% entre las pequeñas empresas.

“Existen algunos atributos compartidos para el éxito, como la necesidad imperativa de priorizar las funciones de los dispositivos que permitan a los empleados ser más productivos cuando estén en movimiento. Las grandes organizaciones deben mostrar una mayor permisividad en lo que se refiere a dispositivos personales, así como a nuevas tecnologías. Por su parte las startups deben priorizar la seguridad en sus estrategias móviles”, señala McQuire.