Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El Community Manager gana peso en la pyme

  • Estrategias

redes sociales like

Antes, las medianas y pequeñas empresas encargaban este papel a un empleado, y el resultado final no era el esperado. Ahora, el 66% de pymes cuentan con un perfil empresarial en redes sociales, de las cuales un 7% las gestiona un Community Manager.

El papel del Community Manager no consiste únicamente en compartir publicaciones, sino que es el encargado de construir, gestionar y dirigir la comunidad online de una marca generando y preservando relaciones estables y sólidas con los seguidores e internautas pertenecientes al público objetivo, como recoge un artículo publicado por ImpulsandoDigital.com.

Hasta hace poco, la figura del Community Manager se relacionaba con grandes empresas y multinacionales, pero la importancia de su labor ha hecho que cada vez más pymes introduzcan esta figura, como señala el estudio ‘Páginas Amarillas Soluciones Digitales Census 2016’, según el cual, el 66% de pymes cuentan con un perfil empresarial en redes sociales, de las cuales un 7% las gestiona un Community Manager.

Unos años atrás, la demanda era mínima, y las medianas y pequeñas empresas encargaban este papel a un empleado, pensando que era un trabajo banal e irrelevante. Por supuesto, el resultado final no era el esperado. Y es que el Community Manager debe contar con un conjunto de habilidades técnicas y creativas, así como aptitudes adquiridas a través una preparación y formación idóneas. Para Community Manager Pamplona, son cinco las características con las que todo profesional de las redes sociales debe contar: creatividad, conocimientos de neuromarketing y sociológicos, una perfecta ortografía y léxico, actualización constante en los algoritmos de las diferentes redes sociales y, dominio de las plataformas y herramientas de gestión, diseño y análisis.

De igual forma, otro elemento inalienable que todo profesional del Social Media debe manejar es la definición de un tono de voz e imagen únicos a mantener en todos los canales de la marca, que se establezcan en base a los objetivos, visión, misión y valores de la empresa. Aquí entra en juego también la labor de atención al cliente que administra el Community. Se han de fijar ciertas directrices con éste para que actúe en base a ellas en casos de crisis, comentarios negativos o difamaciones.

Por otro lado, a la hora de crear y compartir contenidos, es primordial contar con un calendario de publicaciones en base a las diferentes secciones que previamente se hayan determinado. La improvisación en este trabajo no es un buen compañero, al contrario de lo que muchas empresas piensan. Dicha programación ha de fundamentarse en diferentes estudios y análisis, que puede ser modificada durante su transcurso si se detectase algún cambio significativo en el micro o macroentorno de la empresa, al igual que si la consecución de objetivos se está viendo perturbada.

La asesoría legal relativa a redes sociales es una reciente función que los Community han de manejar. Pocos conocen las bases legales que establecen las redes sociales a la hora de realizar concursos o sorteos utilizando las plataformas. Aquí cabe mencionar la Ley Orgánica de Protección de Datos, la cual ha de ser conocedora por todos los profesionales del sector para evitar sanciones de hasta 300.000 euros.

Community Manager Pamplona destaca que “si el fin que estableces es únicamente promocionar tus productos o servicios en redes sociales, nunca conseguirás tus objetivos. Hoy en día los consumidores buscan historias con las que sentirse emocionados e identificados. Los Community Manager creamos y dotamos a los perfiles empresariales de historias congruentes y creativas que hacen de tu marca algo sustancial en la vida diaria de los consumidores. Creamos afinidad y fidelidad. Destruimos la barrera psicológica que existe entre los consumidores hacia una marca en internet, dentro de un contexto de ventas constantes. Y es que, actualmente, establecer vínculos con los consumidores ha de ser siempre una meta prioritaria”.