Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Mejora la eficiencia y reduce los costes de las telecomunicaciones

  • Estrategias

callhosted

Las centralitas en la nube y los chatbots, la llegada del 5G, blockchain y Big Data, son algunas de las tecnologías que contribuirán a tener un mayor control sobre las telecomunicaciones y optimizar el gasto a empresas de todos los tamaños.

Se espera que el sector global de las telecomunicaciones seguirá creciendo en 2018, gracias al lanzamiento de ofertas basadas en tecnologías emergentes. ¿Cuáles serán estas novedades y cómo beneficiarán a las empresas? Unique ha identificado seis tecnologías que marcarán la evolución del sector en 2018 y que las empresas pueden aprovechar para mejorar la eficiencia y reducir los costes de sus telecomunicaciones.

1. La telefonía fija cede a las centralitas en la nube y chatbots. Hasta hace unos años, la telefonía fija representaba el mayor gasto en telecomunicaciones para las empresas con gran foco en el servicio al cliente, pero hoy en día las tecnologías en la nube permiten sustituir la centralita tradicional e incluso los sistemas de call center por software de telefonía pueden ofrecer funciones más avanzadas por menos coste. Por otro lado, gracias a la inteligencia artificial, los bots o chatbots pueden ofrecer una atención al cliente omnicanal, en varios idiomas y las 24 horas del día, además de recoger una gran cantidad de datos en tiempo real que permite una atención al cliente personalizada con un coste menor.

2. La telefonía móvil dice adios al roaming y hola al 5G. Aunque el fin del roaming dentro de la Unión Europea ha supuesto un ahorro para las empresas, conviene recordar que las tarifas de llamadas internacionales se mantienen igual o incluso van a subir para compensar la pérdida de ingresos de las operadoras. Analizar y gestionar los contratos de telecomunicaciones será clave para beneficiarse del ahorro del fin del roaming, sin acabar pagando más por las llamadas al extranjero. Otra novedad en 2018 será la llegada del 5G, cuyos primeros despliegues en Europa llegarán en 2019, por lo que las empresas deben empezar a planificar la actualización de sus dispositivos y tarifas de movilidad. Las empresas españolas tendrán que esperar hasta el año 2020 para beneficiarse de los avances del 5G.

3. Internet de las Cosas dispara el consumo de datos. En 2018 ya habrá 8.400 millones de objetos conectados suministrando datos en tiempo real que permitirán a las empresas mejorar la eficiencia de sus productos y servicios, pero esto tendrá un impacto en el tráfico de datos, que se multiplicará al existir más dispositivos conectados a Internet. Las empresas deberán controlar y revisar permanente sus contratos de datos para evitar que el IoT dispare los costes y garantizar la calidad de servicio que requieren los dispositivos conectados. Además, tendrán que aprender a analizar y cómo utilizar estos datos.

4. Big Data optimiza el gasto en telecomunicaciones. En las telecomunicaciones, el análisis del Big Data ya permite, por ejemplo, identificar a qué números llaman más los empleados, en qué horas del día, desde qué dispositivos, etc. con el fin de adecuar los planes contratados al consumo real y así ahorrar.

5. Inteligencia artificial para anticiparse a las necesidades. La inteligencia artificial aplicada a las telecomunicaciones en la empresa será otra tendencia que irá ganando peso en 2018. Un ejemplo de ello son las soluciones como el software TEA (Telecom Expense Analyst), que usan la lógica predictiva para analizar las facturas de telecomunicaciones de una empresa y proponer acciones que reducen la factura una media del 28%. Este tipo de herramientas especializadas basadas en la Inteligencia artificial, serán capaces de detectar ineficiencias y de anticiparse a ellas.

6. Blockchain promete una transformación radical del negocio. El principal beneficio del blockchain es que permite la interoperabilidad de los productos y servicios con total confianza y sin necesidad de supervisión central, gracias a la tecnología de cifrado que incorpora cada bloque de datos. Este 2018 se empezarán a ver las primeras soluciones de telecomunicaciones basadas en las cadenas de bloques y las empresas deben estar atentas para aprovechar sus ventajas.