Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La importancia de poner tus datos a trabajar

  • Estrategias

Empresa datos

La gestión del dato ha pasado de ser una responsabilidad del área de tecnología a estar más cerca de la dirección con el fin de activarlo estratégicamente. Pero, ¿cómo conseguimos sacar provecho de todo el dato? La respuesta no está en la tecnología que utilicemos, sino en generar un cambio de cultura en la gestión y aprovechamiento del dato.

Desde antes de que se empezara a hablar de transformación digital, ya se hablaba de Big Data y de las tecnologías para la gestión de grandes volúmenes de datos. En sí, todas las compañías, independientemente de su tamaño, almacenan datos de todas las áreas de negocio, ya sean de fuentes digitales o no. Sin embargo, como señala un artículo de Divisadero, estos datos no serán un activo de la compañía hasta que ésta no se organice con un sentido y visión de negocio y, lo más importante, se empiece a sacar provecho de ella, es decir, a activarla a nivel estratégico.

La gestión del dato ha pasado de ser una responsabilidad del área de tecnología a estar más cerca de la dirección con el fin de activarlo estratégicamente y generar un valor. Pero, ¿cómo conseguir sacar provecho de todo el dato? La respuesta no está en la tecnología que se utilice, que sin duda ayudará, sino en generar un cambio en la cultura de la gestión y aprovechamiento de este. Esto quiere decir que el primer paso para activar la transformación digital de tu compañía está en que seas capaz de abrir tu mente y aprender en qué y cómo influye un indicador clave de rendimiento desde el punto de vista estratégico, operativo y táctico.

De nada servirá generar informes sobre el rendimiento de un área en concreto si el gestor y responsable de la toma de decisiones no es capaz de conectar esos datos de área con indicadores activadores de toda la cadena de valor, es decir, de todo el negocio y, a su vez, de transmitir la importancia de estos indicadores a sus equipos más tácticos y a la alta dirección. Compartir el dato y hacer de éste el data-driven de la compañía te permitirá:

- Gozar de una mejor salud operativa, estratégica y financiera

- Optimizar procesos sin grandes gastos

- Optimizar costes innecesarios o inversiones no rentables

- Tomar decisiones a detalle y acometer medidas en temas concretos (sin afectar a todo el negocio)

- Entender tus propios objetivos, los objetivos de otras áreas y ayudarles a mejorar para conseguir los objetivos del negocio

- Encontrar oportunidades estratégicas y rentables a corto, medio y largo plazo.