Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Ya puedes gestionar tu propio CPD virtual

  • Estrategias

almacenamiento

La virtualización de un centro de procesamiento de datos tiene innumerables ventajas para las empresas. La solución beCloud CPD Virtual ayuda a las pymes a disponer de entornos de trabajo más ágiles, flexibles, seguros y eficaces tanto en los entornos de cloud privada como en la nube pública e híbrida.

Cada vez más empresas que gestionan y mantienen servidores deciden migrar a la nube, debido a que la gestión de un centro de procesamiento de datos (CPD) tradicional supone un coste económico y de energía elevado. La virtualización de un CPD tiene innumerables ventajas para las empresas, por ello beServices ha presentado una solución que permite a las empresas la gestión de su propio CPD virtual, así como la creación de clouds híbridas, públicas y privadas.

beCloud CPD Virtual permite a los usuarios conectar una nube privada con una nube pública. Según afirma la compañía, con tal solo un click, se pueden desplegar servicios personalizados, con lo que se incrementa enormemente la agilidad.  “Con beCloud CPD Virtual, las empresas sustituyen las grandes inversiones tecnológicas por un modelo de suministro de servicios de infraestructura donde se paga por el uso real de la plataforma”, asegura Francisco Rodriguez, CEO de beServices.

La solución beCloud CPD Virtual permite a las empresas disponer de los entornos de trabajo más ágiles, flexibles, seguros y eficaces tanto en los entornos de cloud privada como en la nube pública e híbrida. El objetivo la herramienta es doble: por un lado, trata de ajustarse a las necesidades de uso de las tecnologías precisas en cada momento, gracias a un sistema de facturación flexible que se adapta a los cambios y eventualidades de cada período de trabajo; por otro lado, proporciona al distribuidor un CPD virtual, que posibilita entregar servicios a los clientes de manera autónoma como si de su propio centro de datos se tratara.

El paquete completo, que está integrado por funcionalidades de autoservicio, ya está siendo probado por diferentes clientes y distribuidores de beServices, y estará comercialmente disponible en las próximas semanas.