Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El potencial de la nube para la empresa española

  • Estrategias

nube cloud

España ocupa un lugar intermedio en lo que a la adopción del cloud computing por parte de las empresas se refiere, y las pequeñas empresas son las que se encuentran en peor situación. Nuestro país necesita un verdadero compromiso político con la transformación digital, con la nube como habilitador imprescindible de este cambio.

  Te recomendamos... 

Una aportación al PIB de la UE de unos 449.000 millones de euros en los próximos 5 años. Ese es el impacto que, según un estudio realizado por Deloitte en 2017, tendría apostar por la nube en los 27 Estados de la Unión. Sin embargo, en España seguimos un paso por detrás cuando se trata de explotar ese potencial. El informe 'España Nación Cloud', realizado por Adigital y CISPE (asociación Proveedores de Servicios de Infraestructura en la Nube en Europa), analiza las oportunidades que ofrece el cloud para nuestro país y las barreras existentes para su desarrollo, las experiencias de otros países y una serie de recomendaciones para convertir construir una España Inteligente.

El documento señala que las empresas españolas reconocen que los servicios de cloud son importantes para su transformación digital y para adaptar sus procesos, hasta el punto de que un 70% de ellas afirma que las soluciones IaaS y PaaS son estratégicas para su modelo futuro de negocio. No obstante, se aprecia una diferencia en el valor que pequeñas y grandes empresas perciben respecto de este tipo de tecnología: las empresas que facturan más consideran que el cloud es la mejor forma de consolidar sus infraestructuras tecnológicas, mientras las que facturan menos valoran el indudable ahorro de costes que el cloud les supone.

Para cambiar esto, nuestro país necesita un verdadero compromiso político con la transformación digital, que pasa por adoptar una estrategia Cloud First y por dedicar esfuerzos a cambiar la cultura organizacional de nuestras administraciones públicas y a formar a los profesionales y funcionarios públicos en la actualización de sus competencias digitales. España precisa asimismo de una gestión de la nube profesionalizada, y que se ajusten los marcos contable y de contratación del Sector Público para establecer nuevos modelos de facturación, para que los costes de implantación del cloud no se consideren un gasto sino una inversión. También hacen falta medidas en el sector empresarial, para impulsar la formación de los grandes, medianos y pequeños negocios de nuestro país y mejorar los planes e incentivos para la adopción de esta tecnología.

Se trata de aprovechar las oportunidades que brinda el cloud no solo para responder de manera más rápida, eficiente y barata a las necesidades de administraciones, empresas y particulares, sino también para ofrecernos servicios más seguros, para facilitar la adaptación a las normativas vigentes y reducir los costes regulatorios, para responder mejor a nuestros objetivos globales de sostenibilidad medioambiental (eficiencia energética) y, en definitiva, para fomentar la innovación que necesita nuestro país.