Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La revolución de Internet de las Cosas llega a tu empresa

  • Estrategias

IoT empresa

Una de las tecnologías cuya repercusión afectará directamente a nuestra vida diaria será la Internet de las cosas, que gozará de un importante crecimiento gracias a la infinidad de posibilidades que ofrece en el ámbito empresarial.

  Te recomendamos... 

Internet de las Cosas nace con la idea de simplificar la vida de las personas a partir de la conectividad a través de Internet de objetos y dispositivos. Por ejemplo, actualmente contamos con sistemas tecnológicos que nos ayudan a controlar el riego de nuestras cosechas, pero con IoT podemos ir un poco más allá, pudiendo conocer el estado de cada una de las plantaciones, su hora idónea en función del tipo de cosecha, su evolución con el paso del tiempo, el tiempo restante para alcanzar su punto óptimo, etc.

Como vemos, podemos obtener una información muy valiosa dentro de múltiples ámbitos de nuestro entorno y, lo más importante, utilizarla en nuestro propio beneficio. De ahí que uno de los ámbitos en los que la influencia de IoT va a ser muy perceptible es el de la empresa. Como señala un artículo de la Cámara de Comercio de España, estas podrían ser algunas de las aplicaciones más destacadas de IoT:

Conexión entre unas máquinas y otras, lo que facilita el intercambio de información, así como su aprovechamiento para hacerlas más productivas y eficientes. Por ejemplo, en una cadena de montaje.

Obtención de mayor cantidad de datos y con mayor calidad. Gracias a la conexión de los objetos a Internet obtenemos mejores conclusiones basadas en el Big Data, por ejemplo.

Tecnología más barata y eficiente. Gracias al IoT podemos regular, por ejemplo, la temperatura o la iluminación de los edificios de manera inteligente, haciéndolos, por un lado, más sostenibles, y por otro, menos costosos.

Mayor seguridad para los empleados.  Entre otras cosas, a partir de su uso se puede, por ejemplo, identificar áreas del edificio que están quedando deterioradas y que pueden presentarse como un peligro para la seguridad de los empleados.

Nuevos modelos de negocio. Toda tecnología que surge va de la mano de oportunidades de negocio, e IoT no es una excepción. La existencia de este tipo de comunicaciones genera, por parte de las compañías, la necesidad de aprovechar al máximo el Big Data. Es decir, una empresa de seguros podría, por ejemplo, adaptar las tarifas de sus clientes a su historial de accidentes, o bien controlar en directo el estado de cada una de las pólizas.

Esto son solo algunos ejemplos. Pero como vemos, las posibilidades que ofrece esta tecnología para sus usuarios son enormes, y su alcance únicamente dependerá de los límites que nosotros le queramos poner.