Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Usos de la Inteligencia Artificial que serán habituales en las pymes

  • Estrategias

Inteligencia artificial_4

Las pymes deben dejar de observar los avances de la Inteligencia Artificial como una curiosidad futura y empezar a tratarlos como un reto del presente. Chatbots y apps de reconocimiento facial, son algunas de las aplicaciones que esta tecnología pone a su servicio y que, sabiamente utilizadas, ayudarán a impulsar su productividad.

  Te recomendamos... 

La Inteligencia Artificial (IA), pese a la polémica que suscita, está pisando fuerte y tiene la capacidad de introducir cambios fundamentales en casi todas las industrias. Las ciudades pueden volverse más inteligentes, será habitual que escaneen tu rostro por motivos de seguridad, y hasta la asistencia médica cambiará por completo. Pero, ¿y los pequeños y medianos empresarios? Según un artículo de Tecnología para los Negocios, para las empresas que son más pequeñas o están empezando a crecer, la forma en que la IA resuelve los problemas cotidianos del negocio con sus clientes es mejor, más inteligente, eficiente y crítica que los instrumentos anteriores, que hoy son considerados problemáticos y mañana tendrán la categoría de estar, directamente, obsoletos. Estas son algunas de las aplicaciones de la IA que serán claves en el futuro de las pymes:

Chatbots

Los chatbots son programas pequeños de IA que se comunican con los usuarios emulando a un asistente humano. Su potencial como solución para mejorar la asistencia al cliente es inmenso y se extiende mucho más allá del dominio del comercio electrónico. Por ejemplo, IKEA lleva años con un asistente virtual que ayuda a comprar muebles, y grandes empresas españolas como BBVA también están utilizando esta tecnología para mejorar su el soporte y atención al cliente.

Apps de seguridad

Lograr que la tecnología pueda identificar comportamientos perniciosos que pongan en peligro al usuario no es nada nuevo. No obstante, los programas maliciosos son cada vez más inteligentes, rápidos y eficaces, y más difíciles de detectar. La IA permite a la tecnología ubicar posibles peligros de acuerdo con patrones y comportamientos específicos anteriores, mejorando su experiencia y perfeccionando las herramientas de detección. Ahora los servicios informáticos de una pyme no sólo saben cuándo se enfrentan a un virus, sino que también pueden conocer cómo les va a atacar de manera estadísticamente detallada.

Apps de reconocimiento facial

La tecnología de reconocimiento facial se está poniendo cada vez más de moda. En Estados Unidos, las iglesias recurren a ella para monitorizar la asistencia de sus fieles, y en Gran Bretaña, los comerciantes la emplean para detectar ladrones habituales. Las pymes podrán contar con este recurso para identificar a sus trabajadores, ahorrando grandes costes en sistemas de seguridad que, con los años, quedarán obsoletos.

Dashboards de control avanzados

Los paneles de control o dashboards garantizan la correcta gestión de la marca. Un panel de control simplificado puede ser una hoja de cálculo inteligente que comunique al usuario si está cumpliendo o no los indicadores clave de rendimiento de la empresa. Algunas de las apps disponibles en este sentido son APIs, Tamr o Alteryx. Todas ellas contribuyen a afinar que acciones puede llevar a cabo la pyme para mejorar su servicio al cliente a partir de Big Data.

Apps de marketing predictivo

El marketing predictivo se basa en identificar patrones de posibles nuevos clientes para ofrecerles una experiencia de compra más específica y personal. La detección de estas guías de comportamiento facilita que la IA se introduzca en la compraventa de productos mediante charlas automatizadas robóticamente con el consumidor. El futuro avanza hacia un nivel cada vez más agresivo en cuanto a la cercanía con el comprador, cuyas necesidades serán leídas como un mapa por la IA.

Gestión de decisiones

La mayoría de las empresas basan sus decisiones en los datos arrojados sus los sistemas de información de gestión, ya que reflejan todo el resultado de las operaciones comerciales, márgenes, beneficios, etc. La implementación de la IA contribuye a que estos sistemas de gestión de decisiones traduzcan los datos de los clientes en patrones de tendencias clave, lo que a su vez permite que los departamentos de marketing y consumo puedan adaptar su trabajo de acuerdo a sus objetivos demográficos.