Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Pautas para dar el salto hacia la industria 4.0 con éxito

  • Estrategias

Fábrica_Industria

Situar al cliente en el núcleo y diseñar a partir de ahí la transformación, es la principal recomendación. Junto a ello, es clave no dejarse llevar por la corriente general, aplicar el sentido común, buscar en todo momento la rentabilidad y dar a las personas la importancia que tienen en este proceso.

  Te recomendamos... 

La industria española se encuentra en un momento crucial. Ha recuperado parte del peso perdido durante la crisis y aunque queda camino por recorrer, nos encontramos en un momento de impulso de la actividad. Además, hay un creciente interés por dar el salto hacia la industria 4.0, ya que las empresas españolas son conscientes de que ese es el futuro. Sin embargo, en su contacto diario con las compañías, Sisteplant está encontrando que muchas empresas están realizando acciones aisladas, con las que no consiguen el resultado esperado. En su afán de ayudarlas ha elaborado un decálogo para que las empresas españolas aborden con éxito la transformación hacia la industria 4.0. Estas son sus recomendaciones:

Situar al cliente en el centro. La era digital ha propiciado la aparición de un nuevo tipo de cliente que demanda una mayor personalización e inmediatez, y que está obligando a las industrias a ser más ágiles y robustas. Lo primero que debe hacer cualquier compañía es entender a sus clientes y conocer sus necesidades, y diseñar a partir de ahí la transformación.

Buscar un modelo disruptivo. las empresas deben ser ambiciosas, no limitarse a mejorar lo que ya tienen, sino ir más allá. Se deben buscar cambios disruptivos que tengan un impacto positivo en valor añadido de productos, procesos de fabricación o modelo de negocio.

Definir una estrategia de transformación integral. La estrategia debe contemplar tecnología, conocimiento, personas, modelo industrial y de negocio orientado a flexibilidad y agilidad, y posteriormente hay que establecer un roadmap para desplegar la transformación.

Establecer planes industriales de desarrollo paralelos Lean Manufacturing / Industria 4.0. Para evitar construir 4.0 en falso se precisan unos sólidos cimientos de optimización mediante las técnicas world class o lean manufacturing. Analizar el nivel de madurez de los procesos, y diseñar la transformación con visión de corto, medio y largo plazo dará los mejores frutos.

Ir poco a poco. Una buena estrategia es comenzar con un proyecto piloto, empezando con la implantación de una célula 4.0, y, posteriormente, comunicar los beneficios alcanzados para facilitar su extensión.

Desarrollar a las personas y lograr su compromiso con el cambio. Con frecuencia se cae en el error de pensar que la tecnología lo es todo en este proceso, pero las personas son una pieza clave. Hay que involucrarlas desde un principio y darles la formación para que adquieran las competencias necesarias para transformarse en 4.0.

Crear espacios para favorecer la creatividad, innovación y flujo de conocimiento. Es necesario transformar los espacios y fórmulas de trabajo tradicionales, y potenciar la curiosidad y disfrute por el conocimiento. Una iniciativa altamente recomendada es la creación de aulas-laboratorio en la fábrica.

Implicar a toda la organización. Desde la cúpula directiva hasta los operarios de planta, todos deben involucrarse y actuar en la misma dirección. Para ello se hace necesaria una nueva mentalidad por parte de las personas con responsabilidad directiva, que deben ser conscientes de que el dato es la nueva materia prima, y es fundamental convertirlo en información para la toma de decisiones. Una vez reconocido este principio, deberán sentar las bases para orientar a la compañía y a las personas en la dirección adecuada.

Comunicar. Hay que comunicar los objetivos de la transformación, los beneficios alcanzados, los planes de desarrollo de personas, y asegurar también canales de comunicación bidireccional.

Establecer colaboraciones tecnológicas. Los habilitadores tecnológicos (big data, machine learning, inteligencia artificial, realidad aumentada, etc.) y las nuevas tecnologías de fabricación estarán en el eje de estos cambios. Sin embargo, se hace difícil disponer internamente y mantener actualizado el conocimiento necesario para aprovechar estas nuevas oportunidades, por lo que la creación de ecosistemas de colaboración tecnológica será fundamental.