Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

8 de cada 10 empresas se consideran 'early adopters' de nuevas tecnologías

  • Estrategias

Tecnología_innovación

Casi la totalidad de las empresas españolas cree que la tecnología es importante para reclutar, motivar y retener a los empleados, sin embargo, casi tres cuartas partes argumentan que hay una falta de información fiable para quienes buscan introducir nuevas tecnologías. El coste es el mayor problema a la hora de implementar tecnologías disruptivas.

  Te recomendamos... 

Cada vez más empresas españolas adoptan tecnología disruptiva para mejorar la productividad y reclutar, motivar y retener a sus empleados, pero les cuesta implementar dicha tecnología debido a su alto coste y a la falta de información que ofrecen los proveedores. Esa es la principal conclusión que se extrae del estudio ‘Tecnología Disruptiva en la Empresa’ de TomTom Telematics.

Dicho estudio revela que el 95% de las empresas españolas cree que la tecnología es importante para reclutar, motivar y retener a los empleados. Otros factores de motivación más comunes a la hora de adoptar nueva tecnología incluyen incrementar la productividad (34%), mejorar el servicio al cliente (25%), aumentar las ventas (10%) y reducir los costes del negocio (8%).

Sin embargo, el 74% de las empresas cree que hay una falta de información fiable para quienes buscan introducir nuevos sistemas tecnológicos. De hecho, el 32% de los encuestados cita la falta de información de los proveedores como uno de los mayores retos a la hora de adoptar nuevas tecnologías. Con todo, el mayor problema a la hora de implantar dichos sistemas es el coste, como lo atestigua el 54% de las empresas encuestadas. Otras causas de desmotivación en España son la falta de experiencia dentro de la organización (33%) y la imposibilidad de encontrar un proveedor que se ajuste a la empresa (27%).

Pese a todos los problemas, en España somos optimistas y un 82% de las empresas se considera a sí misma ‘early adopter’ de nuevas soluciones tecnológicas. Además, el 42% de los encuestados dice usar sistemas más avanzados en su casa que en la oficina.  A la hora de elegir un proveedor, la investigación descubrió que el soporte técnico y que las soluciones estén diseñadas a prueba de futuro son las dos consideraciones claves, seguidas por la reputación del proveedor y la usabilidad.