Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Cuatro de cada cinco empresas invierten en analítica avanzada

  • Estrategias

empresas

Las organizaciones saben que tienen datos valiosos a su disposición, pero a menudo carecen de las habilidades analíticas necesarias para extraer su valor. Por otra parte, las empresas se enfrentan a grandes desafíos para identificar y proteger a sus clientes contra el fraude, ya que carecen de la tecnología para identificar a los estafadores.

  Te recomendamos... 

Un nuevo informe de Experian ha identificado cuatro prioridades clave para las empresas, todas influenciadas por la tecnología y la experiencia del consumidor. Concretamente, el ‘Business Review’ de Experian, revela que las empresas están dando forma a sus estrategias en torno a datos y análisis; conocimiento del cliente y experiencia del cliente; reducción de fraude y riesgos; y regulación y competencia. En respuesta, el 78% de las organizaciones están realizando inversiones en analítica avanzada para proteger sus empresas en el futuro, mientras que el 76% están invirtiendo dinero en la tecnología de big data. El fraude también está influyendo en las empresas, con el 71% admitiendo que sus métodos actuales están haciendo que los clientes genuinos estén siendo rechazados.

"El rápido desarrollo de la tecnología ha proporcionado innumerables oportunidades para las empresas, y ahora muchas están perfeccionando sus estrategias para lograr un mayor crecimiento. Las organizaciones saben que tienen datos valiosos a su disposición, pero a menudo carecen de las habilidades analíticas necesarias para extraer su valor”, explicaTom Blacksell, Director General de B2B en Experian. "Nuestro informe también encontró que las empresas afrontan desafíos para identificar y proteger a sus clientes contra el fraude. En muchos casos, carecen de la tecnología para identificar con fiabilidad a los estafadores, así que rechazan a los clientes genuinos. Las empresas deben invertir en innovación y análisis para que puedan ofrecer los mejores resultados para sus clientes".

Las cuatro prioridades clave identificadas en el informe son:

Datos y análisis
El 40% de las empresas todavía confían en el instinto y la opinión subjetiva para tomar sus decisiones, mientras que menos de un tercio dicen que pueden usar efectivamente la analítica para extraer información de los datos. Las empresas están respondiendo al hacer que la mejora de su capacidad analítica sea una prioridad.

Conocimiento del cliente y experiencia del cliente
Muchas empresas ofrecen la misma experiencia a todos sus clientes, independientemente de sus necesidades, deseos o características. Menos de uno de cada cuatro (23%) personaliza su marketing, a pesar de que el 77% de las empresas ve una mejor percepción del cliente como una prioridad alta o crítica. El 65% de las organizaciones reconocen la necesidad de mejorar su percepción del consumidor y solo el 19% actualmente puede aprovechar toda la información para obtener la mejor experiencia del cliente.

Reducción de fraude y riesgos
El fraude es un obstáculo para las empresas ávidas de crecimiento y para muchos clientes legítimos que desean utilizar sus productos o servicios. Más de la mitad (57%) de las empresas dicen que el fraude es el inhibidor número uno de su éxito, mientras que el 39% dice que ha incurrido en un aumento de los costes debido al fraude, en particular debido a los ciberriesgos y las amenazas online. El 71% de las organizaciones utilizan métodos de seguridad basados en la sospecha, en lugar de en la confianza, por lo que rechazan más transacciones de las que probablemente sea necesario. Conscientes de que rechazan a los buenos clientes, el 75% están interesados en medidas de seguridad más avanzadas y procesos de autenticación que tengan poco o ningún impacto en la experiencia del cliente.

Regulación y competencia
El cambiante entorno está pesando fuertemente en las empresas y la forma en que toman decisiones estratégicas. El 93% de las organizaciones mencionaron el aumento de la competencia como una barrera para cumplir sus prioridades de negocio. A menudo son los nuevos participantes en el mercado los que están generando dolores de cabeza en la sala de juntas. El 33% ha sufrido la entrada de competidores no tradicionales en sus mercados.