Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

¿Qué debe hacer el Gobierno garantizar el crecimiento de las pymes?

  • Estrategias

pyme digitalizacion

La agenda digital debe definir como eje prioritario la digitalización de la pyme. A ello se sumaría la reducción de la presión fiscal y de los trámites burocráticos, y el fomento de la internacionalización y de las políticas de I+D. "Nuestras pymes y autónomos necesitan más apoyo y proactividad por parte del Gobierno", afirma el CEO de Sage Iberia.

  Te recomendamos... 

Hace apenas dos meses del cambio de Gobierno, y del nombramiento de Nadia Calviño como nueva Ministra de Economía y Empresa. Los retos a los que se enfrenta la ministra son, sin duda, de gran envergadura y fundamentales para el futuro de España, pero hay un colectivo que también requiere de atención: los autónomos y los pequeños y medianos empresarios. No podemos olvidar que, a día de hoy, en España hay más de 1,5 millones de autónomos y más de 1,3 millones de pymes que dan trabajo a más de 8 millones de personas, por lo que garantizar su crecimiento sostenido es clave. En una carta abierta, Luis Pardo, CEO y consejero delegado de Sage Iberia, recoge las principales peticiones de las pequeñas y medianas empresas a la nueva ministra:

Cambiar el sistema impositivo actual. Las medianas empresas están obligadas a destinar poco más del 30% de sus ingresos a gastos relacionados con impuestos directa o indirectamente, una cifra que asciende al 40% en el caso de las pequeñas compañías. Una reducción de la presión fiscal sobre las pymes vería incrementada su productividad.

Reducir la burocracia. Este tipo de compañías pierden de media al año 210 días en labores administrativas como generación de recibos y facturas, gestión de pagos o tareas impositivas. La inversión de este tiempo en trabajo productivo, como la atracción de nuevos clientes, podría suponer un incremento del PIB de cerca de 32.000 millones de euros.

Desarrollar las reformas necesarias de la política económica para la mejora de la competitividad, telecomunicaciones, desarrollo de la industria y apoyo a la empresa. La agenda digital debe definir como eje prioritario la digitalización de la pyme. La sociedad es ya digital y las empresas españolas deben cumplir con los objetivos de la Agenda Digital para Europa fijada para 2020.

Impulsar la internacionalización de las pequeñas y medianas empresas. Se trata de una asignatura pendiente, y el apoyo institucional y su promoción es clave para que cada vez más pymes lancen sus productos y servicios fuera de las fronteras españolas.

Aumentar y fomentar las políticas de I+D en la actividad empresarial, a través de un plan de ayudas estatal y específico para el fomento de la incorporación de las TIC por parte de los autónomos y las pymes.

“Nuestras pymes y autónomos necesitan más apoyo y proactividad por parte del Gobierno y las Administraciones Públicas”, afirma Luis Pardo. “Es importante recordar en todo momento que las pymes, los autónomos y los emprendedores son nuestro motor y de este colectivo depende el porvenir de nuestro país. Hay que pasar a la acción con perspectiva y teniendo en cuenta sus necesidades reales”.