Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Cómo colaborar con otras empresas para ser más productivo y competitivo

  • Productividad

alianza partner

Para una pyme con pocos recursos, las alianzas con terceros permiten obtener ventajas competitivas u operativas. La subcontratación, el outsourcing y los contratos de distribución recíproca son algunas modalidades de colaboración que la consultora Tatum cita en el siguiente artículo.

De forma general, podemos decir que una alianza consiste en el establecimiento voluntario entre dos o más organizaciones de algún tipo de acuerdo para compartir recursos de tipo tecnológico, comercial o financiero con el fin de obtener ventajas competitivas u operativas. Según Fernando Rivero, de Tatum, existen muchos modelos de alianzas entre organizaciones, por lo que habrá que seleccionar aquella más adecuada a tus intereses. Por lo tanto, lo primero que hay que hacer es analizar tu propia organización para identificar cuáles son las actividades centrales de negocio. El resto de actividades serán auxiliares y son las más propicias para buscar algún aliado que las realice por vosotros. Entre las modalidades de colaboración que puedes utilizar están:

La subcontratación. Consiste en ceder alguna de vuestras actividades a empresas especializadas, como, por ejemplo, la elaboración de un componente, que luego vosotros incluiréis dentro de un proceso más amplio. Normalmente los trabajos que se realizan por parte de la otra empresa no son “estratégicos” para el desarrollo de vuestras actividades empresariales.

El outsourcing. Si no deseáis realizar parte de las actividades de vuestra empresa podéis utilizar este modelo de colaboración, que consiste en ceder a terceros la realización de estos procesos. A diferencia de la subcontratación, en el outsourcing se externaliza el proceso de forma integral.

Los contratos de distribución recíproca. En ese caso, ambas empresas os concedéis mutuamente la distribución de ciertos productos. La ventaja es que se amplía la gama de productos y se reducen las necesidades de inversión.

La central de compras. Se crean cuando empresas competidoras llegan a acuerdos entre sí para mejorar las condiciones que reciben de sus proveedores. De esta forma se puede “presionar” más a los proveedores porque los volúmenes de compra son mayores. Generalmente conlleva mejores precios, mayores prestaciones de servicios, aumento de calidad, etc.

Las licencias. Si queréis poseer una marca, tecnología o patente difícil de desarrollar por vosotros mismos, podéis solicitar una licencia del producto o marca para tener el derecho de usarla, y a cambio tendréis que pagar una cantidad. La licencia puede suponer, por ejemplo, la autorización para vender un producto determinado, utilizar un componente específico o emplear una tecnología concreta. Y si sois vosotros los que poseéis la capacidad de otorgar licencias puede permitiros tener presencia en un mercado sin necesidad de invertir en él.

La franquicia. Poseer una franquicia significa poder desarrollar una actividad empresarial ya creada, generalmente muy testada y con resultados comerciales probados. Como franquiciado contarás con el apoyo y asesoramiento en la gestión de la empresa matriz. A su vez ello te obliga a hacer las cosas de la manera específica que marca el franquiciador y abonarle las cantidades correspondientes que se estipulen.

Descubre más opciones para tu empresa

Lee Transformación digital. Reinventando organizaciones ante la nueva revolución industrial, un documento que recoge las principales estrategias para llevar a cabo con éxito la digitalización de las organizaciones.

Cuando los responsables de la toma de decisiones abordan la selección de una nueva tecnología de la información avanzada para encarar nuevos desafíos, deben tener en cuenta varios factores que pueden potenciar la productividad de la organización y del personal de TI. Lee en Potenciar la productividad cuáles son esos factores.

La movilidad es clave para mejorar la productividad porque da a los empleados acceso a las aplicaciones desde diversos tipos de dispositivos y redes, y permiten implementar herramientas de colaboración. En Cinco estrategias sencillas para ayudar a habilitar un personal móvil más productivo encontrarás cómo hacerlo.