Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Las pymes deben utilizar software legal

  • Productividad

pyme negocio oficina

Teniendo en cuenta que la tecnología cloud y los modelos de comercialización basados en el pago por uso han abaratado los costes, hasta tal punto que hasta una startup puede utilizar software de última generación, aún extraña que muchas empresas se arriesguen a utilizar programas ilegales.

  Te recomendamos... 

Usar software ilegal está mal. Pero aún hay algunas empresas que piensan que afrontar el riesgo a una posible sanción o, incluso, a sufrir algún tipo de ataque contra la seguridad de sus datos, merece la pena, debido a que todavía piensan que utilizar un software ilegal les puede resultar más rentable que adquirir la licencia o alquilar el uso de uno legal.

¿Cómo puede ser que con lo estratégico que es para una empresa –sin importar tamaño, actividad o sector en el que opere– la seguridad de sus datos, se arriesgue a utilizar programas ilegales, solo porque pueda ahorrarse unos cientos de euros? Como señala Datisa, utilizar un software ilegal puede costar muy caro a las empresas.

Para empezar, las organizaciones “piratas” estarían cometiendo un delito, pudiendo ser condenadas a pagar multas cuantiosas y, por supuesto, se enfrentarían a la posibilidad de que sus negocios fueran clausurados total o parcialmente, de forma temporal o definitiva. Además, el software es una herramienta clave para impulsar la productividad de cualquier tipo de organización y, por eso mismo, es importante insistir sobre la necesidad de minimizar la exposición a riesgos legales. El software es también la base sobre la que se sustentan una gran cantidad de innovaciones tecnológicas y de gestión. Por eso, es imprescindible que esa base sea sólida y que aporte la seguridad necesaria para construir sobre ella nuevas propuestas que permitan a las pymes avanzar en sus procesos de mejora continua.

El acceso al software se ha democratizado, hasta tal punto, que cualquier empresa podría permitirse lo que antes era considerado un lujo. Desarrollos costosos, implantaciones largas, programas caros, condiciones de financiación difíciles, impulsaban a las pymes a utilizar otro tipo de herramientas más rudimentarias, pero, en la actualidad, la tecnología cloud y los modelos de comercialización basados en el pago por uso permiten que hasta una startup pueda utilizar software de última generación sin que eso suponga un problema financiero relevante.

Por lo tanto, se dan todas las condiciones favorables para utilizar el software legal en todos los equipos y/o dispositivos, las consecuencias pueden ser catastróficas de no hacerlo.

TAGS PYME, Software