Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

2 de cada 3 pymes luchan con una infraestructura de TI demasiado compleja

  • Seguridad

cloud pyme camino

Cada vez más pymes y micropymes tienden a utilizar servicios en la nube, especialmente servicios de correo electrónico, de almacenamiento de documentos y colaboración, y de finanzas y contabilidad, lo que aumenta la dificultad para administrar sus heterogéneas infraestructuras de TI y garantizar su seguridad.

  Te recomendamos... 

A medida que crecen sus negocios, las empresas recurren cada vez más a nuevas herramientas de negocio y servicios en la nube en un intento de hacer que la vida laboral de sus empleados sea más eficiente y flexible, así como también a reducir los gastos. Según el estudio 'Growing businesses safely: cloud adoption vs security concerns' de Kaspersky Lab, el 63% de las empresas con hasta 249 empleados utilizan una o más aplicaciones empresariales como servicio. Sin embargo, esta tendencia hacia el uso de servicios en la nube para optimizar sus operaciones también puede tener efectos negativos, como una pérdida de control sobre la seguridad de las aplicaciones y los valiosos datos del cliente.

Tanto las empresas más pequeñas como aquellas que atraviesan una fase de rápido crecimiento ven las tecnologías cloud como una oportunidad para manejar sus tareas de una manera más eficiente y rentable. La mitad de las micropymes (empresas con hasta 49 empleados) y las pymes tienen empleados que trabajan regularmente fuera de la oficina y necesitan acceso a datos y aplicaciones a través de la nube. Y, a medida que las empresas se hacen más grandes, experimentan una creciente necesidad de servicios en la nube: el 73% de las pymes y el 56% de las micropymes utilizan al menos un servicio en la nube. Entre las herramientas SaaS más populares se encuentran los servicios de correo electrónico, almacenamiento de documentos y colaboración, finanzas y contabilidad.

Sin embargo, el uso activo de la nube también tiene un efecto secundario: las infraestructuras de TI en las organizaciones consolidan cada vez más servicios y aplicaciones, pero a veces no alcanzan los niveles de control y visibilidad requeridos. Como consecuencia, el 66% de las pymes y micropymes experimentan dificultades para administrar estas heterogéneas infraestructuras de TI.

Esta creciente complejidad requiere que las pymes adopten un nuevo enfoque para la gestión de la infraestructura. El problema, sin embargo, es que los especialistas en TI internos no siempre tienen suficiente experiencia para afrontar este desafío. Además, el 14% de las empresas confían en la gestión de seguridad de TI a los miembros del personal que no son especialistas en TI. Esto puede dar lugar a la aparición de riesgos reales para la ciberseguridad de las empresas que no siempre pueden o no tienen tiempo para evaluar, ya que concentran la mayor parte de su atención en el desarrollo de sus negocios.

Con todo, las pequeñas y medianas empresas aún son conscientes de lo importante que es para ellas garantizar la seguridad de los valiosos datos de sus clientes. Sin embargo, en el 49% de las micropymes y el 64% de las pymes, los datos valiosos de los clientes se almacenan en los dispositivos móviles de los miembros del personal. La filtración de estos datos tiene el potencial de ocasionar daños graves a la reputación de la empresa, así como a pérdidas financieras derivadas de litigios. Mientras que las empresas de nivel empresarial normalmente tienen recursos de reserva con los que superar estas dificultades, las organizaciones más pequeñas pueden enfrentar consecuencias dramáticas, como serias interrupciones en las operaciones o incluso la pérdida de negocios.