Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Los 10 errores más comunes entre las pymes al digitalizar su negocio

  • Transformación digital

empresario pyme

No establecer una estrategia global, no evolucionar continuamente, duplicar tareas e intentar abarcar todo, son algunos de los fallos que debes evitar si quieres avanzar con éxito en el proceso de la digitalización de tu pequeña y mediana empresa.

Teniendo en cuenta los retos que plantean los grandes cambios que se están viviendo en el actual contexto socioeconómico, las TIC juegan un papel fundamental en la transformación del mundo empresarial, dando lugar a nuevos entornos muy competitivos en los que existen algunos riesgos que deben tenerse en cuenta. Sabiendo esto, Cámara de Comercio de España recoge los diez errores más comunes entre las pymes cuando intentan digitalizar su negocio:

1. No establecer una estrategia global. La transformación digital de un negocio no debe ser una estrategia aislada, sino que debe estar alineada con la estrategia de negocio de la empresa, logrando así la optimización de los recursos disponibles.

2. No adaptarse al cambio. Cualquier sector evoluciona rápidamente, en especial el de las TIC. Por eso es importante mantenerse informado de las nuevas tendencias e ir incorporándolas progresivamente en el negocio, ya que esto te permitirá un aumento de la productividad y competitividad.

3. Duplicar las tareas. La transformación digital implica un cambio en los procesos del negocio y de mentalidad. Supone una pérdida de tiempo y disminuye la productividad si además de realizar los procesos de forma digital, continúas realizándolos como se hacía antes.

4. Intentar abarcar todo. Una tendencia generalizada es querer implantar todas las soluciones TIC existentes desde el primer momento, algo poco productivo que puede resultar muy costoso para la empresa. Es importante conocer el nivel de madurez digital de tu empresa y en función de ello, decidir cuáles son las soluciones TIC más convenientes.

5. Adaptarse únicamente al mercado y no al cliente. Además de observar el mercado en el que desarrollamos nuestra actividad y ver qué está haciendo la competencia, es importante analizar a nuestros potenciales clientes, a través de sus comentarios y valoraciones en los espacios destinados a tal fin. Si explotas esa información correctamente, puedes obtener interesantes resultados sobre cómo continuar con la estrategia de negocio.

6. No adoptar soluciones cloud. Disponer de una solución cloud computing te ofrece múltiples ventajas, incluyendo un importante ahorro de costes de adquisición, instalación, mantenimiento, actualización y hardware; acceso en cualquier momento y desde cualquier lugar; actualización continua del sistema; rápida implantación y retorno de la inversión; medidas de seguridad para proteger la información; pagar sólo por aquello que se usa, y, por último, despreocuparte del software y hardware para centrarte en el negocio.

7. Usar las redes sociales únicamente como herramienta publicitaria. Las redes sociales tienen muchas más aplicaciones que permiten aportar valor añadido a los clientes. No deben ser únicamente un medio para publicitar tus productos o negocio, sino además un medio de atención al cliente y para aportar contenidos de interés.

8. Ausencia de una estrategia de contenidos. Un error muy común es crear perfiles en todas las redes sociales y poco a poco dejar de usarlos, lo que provoca una mala imagen de cara al cliente. Por tanto, es mejor decidir qué redes sociales son las que te conviene usar en función del negocio y asegurarte de que se actualizan de forma periódica para generar interés entre los clientes. Lo mismo ocurre con la página web.

9. Dejar la formación TIC de lado. Implantar soluciones TIC que mejoren la competitividad y productividad del negocio es una buena decisión, pero casi tan importante es conocer bien cómo funcionan para sacar el máximo partido de ellas. La formación en el ámbito TIC es una necesidad básica, que además te permite estar informado de las novedades existentes.

10. No contar con la ayuda y asesoramiento de un experto. Una de las situaciones más comunes es que la empresa no sepa qué soluciones son las más adecuadas para su negocio y termine tomando decisiones equivocadas. Por ello, es importante contar con la ayuda de un experto que analice las distintas áreas del negocio para conocer el nivel de madurez digital, y así poder aconsejar acerca de las soluciones más adecuadas. Además, esto permitirá a tu empresa contar con un asesoramiento sobre el funcionamiento y puesta en marcha de estas soluciones.

Descubre más opciones para tu empresa

Lee Transformación digital. Reinventando organizaciones ante la nueva revolución industrial, un documento que recoge las principales estrategias para llevar a cabo con éxito la digitalización de las organizaciones.

Cuando los responsables de la toma de decisiones abordan la selección de una nueva tecnología de la información avanzada para encarar nuevos desafíos, deben tener en cuenta varios factores que pueden potenciar la productividad de la organización y del personal de TI. Lee en Potenciar la productividad cuáles son esos factores.

La movilidad es clave para mejorar la productividad porque da a los empleados acceso a las aplicaciones desde diversos tipos de dispositivos y redes, y permiten implementar herramientas de colaboración. En Cinco estrategias sencillas para ayudar a habilitar un personal móvil más productivo encontrarás cómo hacerlo.