Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La digitalización sigue sin ser un factor estratégico para las pymes

  • Transformación digital

transformacion digital

Si bien las grandes compañías han avanzado en el nivel de digitalización y las Administraciones Públicas están concienciadas de hacerlo, en las empresas de menor tamaño los proyectos se abordan a medida que surgen necesidades concretas. Los principales frenos siguen siendo el coste y la falta de personal cualificado.

El Observatorio Vodafone de la Empresa ha publicado el “Estudio sobre el estado de digitalización de las empresas y Administraciones Públicas españolas”, un proyecto dirigido a mostrar la realidad digital de autónomos, empresas e instituciones. Pues bien, de él se desprende que más de un 70% de las empresas y profesionales españoles creen estar en un nivel “intermedio” o “avanzado” de digitalización, y que el 6% afirma tener ambiciosos planes de digitalización para los próximos dos años.

  Te recomendamos... 

De acuerdo con el estudio, 2 de cada 3 empresas ha invertido en recursos digitales en los dos últimos años, porcentaje que en las grandes empresas (organizaciones de más de 100 empleados) se incrementa hasta un 82%. El sector que indica haber hecho mayor esfuerzo de inversión en digitalización es la hostelería, con un 86%, frente al 46% de otros como agricultura o minería.

La autopercepción sobre el estado de digitalización muestra una diferencia palpable por tamaño de empresa. El 36% de las grandes empresas afirman estar en un nivel “avanzado o concluido” de digitalización, frente al 30% de las pymes, y el 24% de los profesionales y pequeñas empresas. Estos resultados indican que, a pesar de ser un proceso que crece y avanza ininterrumpidamente, todavía no es preferente para muchas entidades. Solo es una preocupación espontánea para un 2% de las compañías de entre 1 y 100 empleados, por detrás de otros factores como fiscalidad e impuestos, rentabilidad, costes laborales, competencia o captación de clientes, entre otros. Este porcentaje se eleva hasta el 12% en las compañías de más de 100 empleados y aumenta varios puntos en las de más de 500.

Otro de los aspectos más relevantes en los que ha profundizado el estudio son los principales beneficios percibidos que llevan a empresas y Administración Pública a optar por la digitalización de sus procesos internos. Pues bien, las empresas de todos los tamaños coinciden en ser más eficientes en los procesos y tareas, y alcanzar una mayor eficiencia en la gestión. Otras ventajas percibidas que cambian en función de la empresa son ahorrar tiempo y dotar a su negocio de más agilidad, incrementar la rentabilidad, ampliar el número de clientes, reducir gastos, y ganar accesibilidad a la información.

El estudio revela además una dicotomía en el grado de digitalización: si bien las grandes compañías han avanzado en este punto y las Administraciones Públicas están concienciadas de hacerlo, en las empresas de menor tamaño los proyectos se abordan a medida que surgen necesidades concretas.

En cuanto a las razones de que la digitalización no sea, todavía, un factor estratégico para algunos profesionales y compañías, el estudio señala como principales frenos el temor a que el coste de los proyectos sea demasiado alto, la falta de personal cualificado, el desconocimiento de las tecnologías, la falta de tiempo para la implementación, y la resistencia de los empleados a los nuevos procesos resultantes de la digitalización. Especialmente en los negocios más pequeños, se manifiesta como barrera el desconocimiento de una oferta en el mercado de servicios orientados a mejorar la digitalización de las empresas, de ahí la importancia de encontrar un partner experto que conozca todas sus posibilidades e implicaciones.

Descubre más opciones para tu empresa

Hasta no hace mucho, la única opción de las pymes cuando invertía en tecnología era implementarla en las instalaciones; una opción que, aunque tiene beneficios como un mayor control, también tiene desventajas como los costes. Descubre cómo superar los retos de TI en las pequeñas empresas y conoce de qué manera se pueden aprovechar los recursos cloud y aquellos instalados en casa del cliente para potenciar el negocio.

Lee también la última edición de Inspiración para pymes, la revista que te revela cómo transformar cuatro sectores clave de la industria.