Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

El 77% de las pymes han iniciado el proceso de digitalización

  • Transformación digital

transformacion digital 2

Las pymes españolas invertirán entre 3.000 y 20.000 euros en 2017 para iniciar o continuar su proceso de transformación digital, de acuerdo con un estudio realizado por el Movimiento Impulsando Pymes. Según éste, Big Data y Analytics siguen siendo palabras mayores para estas empresas.

El Movimiento Impulsando Pymes ha presentado un estudio que revela que el 99% de los pequeños y medianos empresarios son conscientes de la acuciante necesidad de empezar o continuar el proceso de transformación digital, un proceso que entienden será continuo y que supone la renovación de su sistema organizativo, su modelo de negocio y su modelo relacional, y que exige el correcto desarrollo de competencias digitales para ofrecer de la mejor manera sus productos y servicios.

Fruto de las entrevistas realizadas a las cerca de 3.000 empresas que han participado en los eventos Impulsando Pymes a lo largo de 2016, el estudio indica que el 77% las empresas afirman haber iniciado ya el proceso de digitalización en su negocio y el 14% asegura que lo pondrá en marcha en 2017, a pesar de que los empresarios consideran que las administraciones públicas no llevan a cabo políticas activas que faciliten la adopción de planes de digitalización.

El estudio pone de manifiesto que las estrategias de transformación digital de las pymes son tan diversas como las propias pymes. Sin embargo, existen unos elementos comunes. El principal es el impulso de las telecomunicaciones, que incluye la mejora de la conectividad y su extensión al conjunto de los trabajadores mejorando las redes cableadas e inalámbricas, seguido de la presencia online, el desarrollo de sistemas de gestión online y de ecommerce, y la movilidad, donde también cobra fuerza el pago móvil.

Más del 50% de las pymes entiende que tendrá que actualizar sus sistemas de gestión para adecuarlos a un nuevo modelo digital multicanal que integre todas las fuentes de información: online, móvil y offline. En este punto, cobran fuerza los sistemas de gestión bajo modalidad SaaS y la nube, que les ofrece importantes ahorros y un acceso a la información universal, desde cualquier lugar y en cualquier momento. Además, cada día son más las pymes que se plantean estrategias cero papel, apostando por la digitalización de los procesos documentales y el uso de la factura electrónica. Las pymes con actividad industrial también han empezado a incorporar Internet de las Cosas (IoT) a su ecosistema digital, mejorando el control de la producción, de los procesos, etc. Por otra parte, el 82% de las empresas afirma no estar preparada para protegerse de los ciberataques, mediante servicios de seguridad móvil, gestión de fraude a través de asegurar las plataformas de innovación o servicios de confianza en la nube.

Por lo que respecta a Big Data y Analytics, aún siguen siendo palabras mayores para las pymes, sin embargo, un pequeño grupo de los encuestados utiliza estas tecnologías a través de consultoras o proveedores de servicios que les aportan información específica, bases de datos, acciones de marketing, etc., orientadas a mejorar su presencia en el mercado, aumentar las ventas o mejorar la experiencia de los clientes. Lo mismo ocurre con el marketing online, donde cada vez es más habitual recurrir a los servicios de profesionales. Sin embargo, las pymes españolas han comenzado a usar soluciones de Business Intelligence que les ofrecen soporte a la toma de decisiones y les permite optimizar sus estrategias de negocio.

Las pymes encuestadas no consideran la transformación digital como una amenaza para el empleo. No obstante, el 52% afirma que ha tenido o tiene dificultades para encontrar perfiles adecuados para abordar proyectos de digitalización, y el 22% afirmó que en su empresa había puestos vacantes debido a la dificultad para encontrar candidatos idóneos.

Finalmente, el 76% de los encuestados prevé crecer en el año 2017, mientras que un 16% opina que se mantendrá estable, un 5% que bajarán sus ventas y sólo un 3% que podría cerrar. Así mismo, el 93% los encuestados que afirma haber comenzado ya el proceso de transformación digital crecerá presumiblemente en el próximo año. El estancamiento del mercado y la aparición de nuevos competidores son las grandes preocupaciones de los empresarios españoles, seguidas del acceso a la financiación y la burocracia y la reglamentación excesiva.