Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

¿Qué evita que se produzca una digitalización real de las empresas?

  • Transformación digital

pyme digitalizacion

Solo el 27% de los directivos de áreas no informáticas conoce todas las soluciones digitales que pueden mejorar sus procesos, lo que hace que solo se lleve a cabo una digitalización parcial. En muchas compañías, especialmente pymes, la informática se ve reducida a la gestión del email, móviles o ERP, lo que genera una gran frustración.

La velocidad de la introducción de nuevos competidores y la alta concentración de la oferta, hacen que sea crítico para una empresa mejorar sus procesos si quiere garantizar su supervivencia a cinco años vista, algo que sólo es posible mediante la digitalización. Sin embargo, como señala Setesca, todavía existen muchas compañías que no han se han lanzado con este proceso, y las que han comenzado, han abordado únicamente las áreas relacionadas con comercio electrónico, redes sociales y webs.

Para la consultora, el problema reside en que, a día de hoy, no todos los directivos de las compañías conocen las novedades tecnológicas que existen para cada departamento de la empresa. Así lo constata una encuesta de IDT, en la que se refleja que solo el 27% de los directivos de áreas no informáticas conoce todas las soluciones digitales que pueden mejorar sus procesos, una situación hace que solo se lleve a cabo una digitalización parcial de sus procesos o de algunos de sus departamentos.  Esto conlleva a que en muchas compañías la informática se vea reducida a la gestión del correo, móviles o ERP, lo que genera una gran frustración tanto a la empresa y a sus directivos, que piensan que la informática no está a la altura de sus expectativas, como de los informáticos, que ven cómo la empresa no saca provecho de todo lo que podría sacar.

La solución a este problema estructural pasa por varias acciones. En primer lugar, tal y como apunta Jordi Damiá, CEO de Setesca, en las universidades y escuelas de negocio debería potenciarse de manera mucho mayor el conocimiento de la informática como un acelerador de cualquier proceso de negocio, así como la realidad de como implantar un proyecto informático, con sus beneficios y riesgos.

Por otro lado, en las empresas se debería potenciar la innovación mediante la tecnología y el espíritu de mejora continua. Y esto, no solo como herramienta de mejora a corto plazo, económica, sino como herramienta de aumento de competitividad mediante el avance tecnológico. Del mismo modo, cada director o manager debería potenciar la tarea de conocer las posibilidades existentes en el mercado bien, haciendo investigación de manera interna, o bien apoyándose en terceros que le ayuden a conocer las posibilidades de mejora mediante la tecnología.