Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las empresas de alimentación y bebidas deben acelerar su digitalización

  • Transformación digital

industria digitalizacion fabrica

Las empresas pueden rentabilizar las ventajas de la transformación digital en todos los aspectos; desde la reestructuración de la cadena de valor hasta la adopción de la virtualización y el aprovechamiento de los datos de valor proporcionados por el Big Data y IoT. De ello depende seguir siendo competitivas.

Quizá te interese...

DevOps: cómo fomentar la agilidad de tu negocio

Principales retos de los CIO en un mundo cloud nativo

Gestión de vulnerabilidades (IT Webinar) 

Dominando la complejidad operativa de las aplicaciones IoT

Las empresas de alimentos y bebidas están empezando a adoptar y estandarizar la digitalización a una escala adecuada para integrarla en una estrategia de industria 4.0, pero deberán acelerar este proceso si quieren seguir siendo competitivas. Así lo revela un estudio sectorial sobre la 'Digitalización en el sector de la Alimentación y las bebidas', encargado por Siemens PLM Software, según el cual, las tendencias del mercado apuntan hacia una mayor personalización de los productos, mayor variedad en sus envases, comidas y bebidas más saludables, exigencias regulatorias cada vez mayores en cuando a calidad y procesos, además de seguir con una fuerte presión por los márgenes en precios y llegar con rapidez al mercado, de ahí la importancia de dotarse de herramientas de digitalización adecuadas. “Es importante que las empresas aprovechen las oportunidades que ofrece la Industria 4.0 para no perder el carro de la competitividad”, asegura Joan Francàs, vicepresidente senior y director de Siemens PLM Software para España y Portugal.

La transformación digital debe ser una premisa en la agenda de todas las empresas de alimentación y bebidas, que han de adoptar estos procesos de industria 4.0 para asegurar el éxito del cambio. La digitalización aporta muchos beneficios a la producción, por ejemplo, en la formulación digital, la integración de la información, el diseño colaborativo, la virtualización y simulación, las aplicaciones del gemelo digital, la trazabilidad del producto y la optimización de recursos. El potencial para las empresas es ilimitado, al permitirles ofrecer la innovación que demandan los consumidores a una velocidad insospechada, con productividad y beneficios que generan resultados positivos.

Siemens PLM Software asegura que, para que este período revolucionario en la fabricación juegue a favor del sector alimentario, las empresas deben rentabilizar las ventajas de la digitalización en todos los aspectos; desde la reestructuración de la cadena de valor hasta la adopción de la virtualización y el aprovechamiento de los datos de valor proporcionados por el Big Data y IoT. Por ejemplo, los análisis de Big Data permiten al sector disponer de información pormenorizada sobre las tendencias de compra y predecir las necesidades de los clientes, en lugar de sólo reaccionar a ellas. Con esta información es posible realizar una personalización mayor y más barata que nunca.

El mayor potencial de la digitalización en el sector de la alimentación y bebidas está en la capacidad de representar virtualmente la información del producto y lograr que fluya sin obstáculos hasta la planta de fabricación. Las empresas con mayores oportunidades son las que tengan amplias carteras de productos caracterizadas por tener mucha variación, un gran volumen y una estructura de productos de elevada complejidad.

Dentro de las innovaciones en materia de transformación digital, destaca el uso de software de gestión de operaciones de producción o también de gemelo digital, que permite a las empresas reducir el tiempo de salida al mercado hasta en un 50%, lo que representa una gran ventaja competitiva para las empresas, tal y como se desprende del estudio de Siemens PLM Software.

En definitiva, la evolución de las fábricas de nuestro país hacia un modelo sostenible se basa en la adopción de tecnologías que permiten la digitalización integrada de todos los procesos de la cadena de valor para no perder la senda de la Industria 4.0.