Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las empresas no se benefician de la digitalización de la cadena de suministro

  • Transformación digital

almacen cadena suministro

La robótica, la inteligencia artificial, la realidad aumentada, el blockchain, el big data o los sensores, son solo algunas de las tecnologías que las empresas deberían integrar en sus operaciones y estrategias de cadenas de suministro si desean lograr beneficios y mantenerse por delante de la competencia.

Quizá te interese...

DevOps: cómo fomentar la agilidad de tu negocio

Principales retos de los CIO en un mundo cloud nativo

Gestión de vulnerabilidades (IT Webinar) 

Dominando la complejidad operativa de las aplicaciones IoT

Las nuevas tecnologías y soluciones se están desarrollando a un ritmo acelerado y afectan a las industrias en múltiples frentes, con cadenas de suministros que luchan por mantenerse al día. Pues bien, de acuerdo con el informe ‘La digitalización y las cadenas de suministro ¿Dónde estamos y qué está por venir?’ de DHL, el 95% de los encuestados no está aprovechando al máximo los posibles beneficios de reducción de costes que la digitalización de la cadena de suministro puede ofrecer.

No cabe duda que la digitalización está teniendo un impacto increíble en las cadenas de suministro y en operaciones de todo el mundo; y ha llegado para quedarse. Entre las tecnologías que han modificado las cadenas de suministro tradicionales y que las empresas deberían integrar en sus operaciones figuran la robótica, la inteligencia artificial, la realidad aumentada, el blockchain, el big data o los sensores. Según el informe, el 73% de las compañías está invirtiendo en tecnología de análisis de big data, mientras que el 63% está apostando por aplicaciones basadas en la nube, el 54% por la Internet de las cosas, el 51% por blockchain, el 46% por el aprendizaje automático, y el 34% por la economía compartida. Asimismo, a nivel de hardware físico, el 63% se han centrado en la robótica, un 40% en la inteligencia artificial, el 33% en la impresión en 3D, y un 28% en la realidad aumentada y los drones.

Las empresas han comenzado a analizar la situación, y así, un 39% de los encuestados asegura que sus empresas están desarrollando una o más soluciones de información de análisis, aunque tan solo el 31% está haciendo lo mismo en aplicaciones físicas. Las razones de esa lentitud son sintomáticas de los escenarios tradicionales de cambio organizacional. En cuanto a aplicaciones de tecnología de hardware, el 68% señala que la fiabilidad es la principal preocupación, mientras que el 65% muestra una resistencia al cambio en su organización. Comparativamente, para soluciones de información y análisis, el 78% de los encuestados han informado que los silos organizacionales y sistemas heredados han sido los principales impedimentos, seguidos de la falta de experiencia especializada en talento, citada por un 70%.