Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Descubre cómo influye la digitalización en los negocios

  • Transformación digital

Profesion_TIC_pyme

Contrariamente a lo que algunos piensan, la tecnología no destruye empleo, no implica la desaparición de los negocios físicos y no está únicamente reservada a grandes empresas con recursos. Además, no es solo una tarea de TI, sino que afecta a todos los equipos de la empresa, independientemente de su tamaño.

  Te recomendamos... 

La revolución digital no sólo está cambiando la experiencia de los usuarios, sino también ha transformado la actividad de las compañías, pero el desconocimiento en torno a la misma, especialmente entre las pymes, puede dar lugar a falsos mitos sobre la aplicación de la tecnología en las empresas. Por ejemplo, la digitalización de las compañías no sólo puede promover procesos más eficientes, sino que contribuye a crear empleo, lo que desmonta la idea de que la tecnificación provoca la destrucción de puestos de trabajo. Los expertos de The Valley han analizado esta y otras falsas creencias para aclarar cómo influye la digitalización en la organización y el trabajo de las empresas:

La tecnología no destruye empleo. Las empresas que se están adaptando a la era digital están generando nuevos puestos de trabajo vinculados a su actividad y marcados por la importancia de los conocimientos tecnológicos. Muchas de ellas lo están haciendo a través de cursos para formar a sus empleados, por lo que no es necesario renovar toda la plantilla. Además, las empresas digitales apuestan por el teletrabajo para facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral de sus trabajadores.

No solo están al alcance de empresas con recursos. En la red, hay herramientas tecnológicas gratuitas que permiten llevar a cabo actividades de ofimática, contabilidad, análisis de la competencia y marketing sin coste alguno. Además, invertir en recursos digitales de pago debe considerarse una apuesta rentable, ya que suele suponer el ahorro de costes a largo plazo.

No implica la desaparición de los negocios físicos. La digitalización no siempre afecta a toda la actividad de la compañía, por lo que puede ser perfectamente compatible con la presencia de locales físicos. Un ejemplo es el sector del retail, donde se puede compatibilizar la actividad de las tiendas físicas y el ecommerce para sacarle el máximo partido a las ventas derivadas del comercio electrónico y del comercio a pie de calle.

No es solo una tarea de TI. El proceso de transformación afecta a todos los equipos de la empresa, incluyendo a la alta gerencia, área de marketing, equipo comercial, finanzas, etc. Aunque TIserá el eje principal, emprender la transformación digital conlleva decisiones sobre el manejo de clientes, operaciones, colaboradores, idea de negocio o procesos que no le competen. Avanzar hacia el mundo digital implica un cambio en la cultura empresarial que abarcará a la empresa en su conjunto.

No merma la capacidad mental de los empleados. Es cierto que en la red hay múltiples herramientas que facilitan las operaciones que puedan surgir durante la jornada de trabajo, pero esto no conlleva que los trabajadores se vuelvan más despistados y olvidadizos. La consecuencia real de disponer de esta gran cantidad de recursos es que se produce un cambio de hábitos y una adaptación.

No crea adicción a los dispositivos móviles. Hacer uso de las TIC durante la jornada laboral no implica una dependencia psicológica a estos dispositivos, en tanto que depende del uso que se haga de ellas. De hecho, el uso moderado del smartphone, la tablet o el portátil puede ser incluso beneficioso si se lleva a cabo con moderación.