Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

5 tendencias emergentes en la digitalización del sector retail

  • Transformación digital

retail movilidad tienda

La revolución digital está forzando al comercio a una transformación sin precedentes. El almacenamiento inteligente de líderes como Amazon y Alibaba, tiendas de conveniencia totalmente automatizadas y libres de personal, y productos y ofertas personalizadas, son algunas de las tendencias que marcan el futuro de este sector.

  Te recomendamos... 

Los avances tecnológicos, la normalización del e-commerce y el cada vez mayor uso del móvil como herramienta de consulta y compra, ha hecho que tanto los consumidores como las empresas se encuentren cada vez más cómodos con las iniciativas de comercio híbrido, dejando claro que el futuro del comercio es la fusión de lo físico y lo digital. ICEMD, El Instituto de la Economía Digital de ESIC Business & Marketing School, ha realizado en colaboración con Coolhunting Group el estudio “Transformación Digital en el comercio”, en el que analiza las últimas innovaciones tecnológicas para la transformación digital en el sector retail:

Fábrica inteligente

La automatización de procesos en fábricas y almacenes no es algo nuevo. Sin embargo, la cuarta revolución industrial, la convergencia del mundo físico y digital, y la incorporación de Inteligencia artificial y otras tecnologías disruptivas, están transformando la cadena de suministro. Hoy en día, los almacenamientos inteligentes y automatizados de los gigantes del comercio tienen el 70% de sus tareas hechas por robots.

Fácil y conveniente

La digitalización ayuda a conseguir mayor seguridad y simplicidad en los procesos, tanto de compra, como de entrega o atención al cliente. Las empresas están cada vez más interesadas en ofrecer a sus clientes facilidad y conveniencia en el consumo, optando por conectar lo digital con lo offline. Uno de los mayores retos con las compras online es que puede ser difícil determinar cómo se verán esos productos digitales en la vida real. Sin embargo, soluciones como la realidad aumentada o la realidad virtual permiten a los consumidores ver exactamente cómo se verá un determinado producto en su hogar o en su persona, utilizando poco más que la cámara de su smartphone. En China, son ya muchas las startups que operan tiendas totalmente automatizadas y libres de personal y cajeros.

Viaje del cliente bajo control

La posibilidad de un viaje totalmente personalizado y guiado del cliente crecerá combinando herramientas de recopilación de datos, que sean capaces de adaptar el contenido a sus experiencias móviles en la tienda o en su hogar, y ayudando a reducir la selección al recomendar productos adaptados a las necesidades y las preferencias de los compradores. Las empresas de comercio electrónico y los minoristas de todo el mundo están integrando las compras online de manera más profunda en las tiendas físicas, como la tecnología del pago con móvil. Esta iniciativa permite obtener cada vez más datos de los consumidores y poder así ofrecer productos y ofertas personalizadas en el momento y lugar oportunos.

Hiper personalización

Las empresas están investigando cómo las nuevas tecnologías pueden ayudar a sus clientes a obtener más valor mientras éstos están cada vez más predispuestos a que dicha tecnología les sirva para conseguir productos y servicios más personalizados. Por medio de la Inteligencia Artificial, las máquinas aprenden continuamente de la interacción con las personas con el objetivo de ofrecer mejores productos y servicios y automatizar cada vez más los procesos. Además de los robots y las aplicaciones basadas en algoritmos, destaca el auge de las tecnologías de reconocimiento de imágenes, los asistentes virtuales y los avances en lo concerniente a la compra por voz.

Aumento del compromiso en tienda

Para recuperar el protagonismo perdido en la era del consumidor hiperconectado, los minoristas buscan la forma de fusionar la experiencia de las tiendas físicas y digitales. La realidad virtual y la aumentada tienen el potencial de transformar la experiencia de compra a través de aplicaciones y experiencias en la tienda. Igualmente, un porcentaje cada vez mayor de los usuarios de dispositivos móviles los utilizan como asistentes para mejorar la experiencia de la compra de determinados productos y servicios en las tiendas físicas. En esta tendencia, conocida como “showrooming”, los clientes entran en las tiendas físicas para poder ver, tocar y probar los productos, para a continuación acceder a más información sobre precios y recomendaciones a través de sus smartphones.