Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las pymes españolas son entusiastas digitales

  • Transformación digital

transformacion digital

Las pymes consolidan su dominio en la Analítica Web y Posicionamiento SEO, y mejoran en áreas claves como Redes Sociales, Marketing Digital y Movilidad. Destaca la 'superempresa digital', un grupo de pymes que sobresalen sobre las demás en adopción digital, con una calificación un 20% superior a la media.

  Te recomendamos... 

Las empresas continúan avanzando en materia de digitalización, y, de hecho, 8 de cada 10 pymes españolas ya están inmersas en un proceso de transformación digital. Así lo indica  el ‘Informe Bankia Índicex 2017: La digitalización de las pymes en España’, elaborado por el Observatorio de la Transformación Digital de las pymes españolas de Bankia, que muestra cómo la mayoría de las pymes destinan cada vez más recursos a mejorar su rendimiento digital, con una estrategia de digitalización en constante evolución. “Son entusiastas digitales que han entendido que la transformación digital solo se consigue de manera coordinada entre las distintas áreas de digitalización”, subraya el Informe.

La nota media en materia de digitalización obtenida por las pymes analizadas para la elaboración de este informe ha crecido una décima con respecto al ejercicio anterior, hasta situarse en un 5,1, un resultado que se incluye en el rango mejorable, a tan solo un punto y medio de lograr la excelencia digital. El Informe muestra además una reducción en el número de empresas no competitivas con respecto a 2016, porcentaje que se sitúa en el 10,4%.

Las pequeñas y medianas empresas españolas afianzan, también, los buenos resultados obtenidos en el anterior estudio y mejoran sustancialmente en aquellas áreas digitales donde presentaban las mayores carencias. La adaptación a los dispositivos móviles, la puesta en marcha de acciones comerciales y de marketing en la red y la presencia en redes sociales, continúan siendo las áreas donde las pymes españolas obtienen sus peores resultados. Así, las pequeñas y medianas empresas vuelven a cosechar los mejores resultados en Posicionamiento SEO y Analítica.

El informe pone de manifiesto que un grupo de pymes sobresale sobre las demás en adopción digital, con una calificación un 20% superior a la media. Se trata de ‘superempresa digital’, que son negocios enfocados al cliente final que realizan comercio electrónico y tienen vocación exportadora, los cuales obtienen una nota global de 6,1, como resultado de un mejor manejo de todas las áreas analizadas. La necesidad de competir en el exterior con compañías internacionales punteras y de apelar directamente al consumidor para vender sus productos a través de un canal online se traduce en un mayor cuidado de los contenidos de la página, su adaptación a los dispositivos móviles y posicionamiento en buscadores y su uso del marketing digital.

Los buenos resultados de estas ‘superempresas’ permiten identificar grandes ‘palancas’ o incentivos para la digitalización: la exportación, el comercio electrónico y la venta de productos a clientes finales. Las pymes dedicadas a la exportación obtienen una calificación de un 5,3, mientras que las que practican comercio electrónico logran una nota de 5,2, frente al 4,8 de las compañías que no venden online. Las empresas centradas en el cliente final han avanzado con mayor decisión en la adopción digital, y un 13,7% de ellas han logrado ser competitivas frente a un 8,7% de las que se dirigen a empresas. Por último, las pymes dedicadas a la venta de productos obtienen calificaciones un 8% superior a las que venden servicios.

La transformación digital continúa avanzando en todos los sectores de actividad, que permanecen liderados por el comercio mayorista y minorista y la industria manufacturera y textil, junto a las telecomunicaciones, medios de información y electrónica e informática. Los negocios de comercio mayorista y minorista logran un 5,5 en digitalización, impulsados por el comercio electrónico que ya dominan con una nota del 7.

A nivel geográfico, la adopción digital no se limita a los grandes centros económicos, como Madrid y Barcelona, sino que también existen fortalezas en otros territorios, superando las barreras territoriales. Las notas van desde el 4,6 de Extremadura, la región que cuenta con un mayor margen de mejora, hasta el 5,1 que comparten Andalucía, Aragón, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Comunidad de Madrid, el Principado de Asturias y la Región de Murcia.

En conclusión, pese a que aún existen espacios de mejora y diferencias territoriales, las pymes han comenzado su camino hacia la transformación digital en el conjunto del territorio español y cuentan con herramientas suficientes mejorar sus puntos débiles y dar los siguientes pasos hacia la digitalización.