Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Errores a evitar a la hora de seleccionar el software para tu negocio

  • Productividad

portatil apps daas

Existen muchas opciones, y dejarse llevar por lo que a otros les ha ido bien no es la mejor forma de elección. Cada empresa es diferente, tiene sus propias particularidades, distintos recursos y perspectivas de futuro, que nada tienen que ver con otra. Además, la solución tiene que poder abarcar todo lo que se demande posteriormente.

La búsqueda de un software es ya, a priori, una tarea complicada. Más si se tiene en cuenta el hecho de que existen muchísimas opciones y, muchas veces, no se saben cuáles son las necesidades reales de la empresa.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que hay que invertir tiempo para que la búsqueda sea un éxito, ya que cada empresa es diferente, tiene sus propias particularidades, distintos recursos y perspectivas de futuro, que nada tienen que ver con otra. Sobre todo, hay que evitar una serie de errores, que SoftDoit repasa a continuación:

No estar al tanto de las necesidades actuales y futuras de la empresa

Hay que realizar un pormenorizado estudio sobre las necesidades de la empresa y sobre los ámbitos que se quieren potenciar. Un software es una herramienta que se utilizará durante mucho tiempo, por lo que hay que hacer una previsión de futuro. Por eso, es necesario contemplar que la compañía puede crecer, por lo que la solución tiene que poder abarcar todo lo que se demande posteriormente.

No saber discernir el tipo de software

Ante la gran cantidad de opciones disponibles, es posible que el usuario no sepa detectar bien qué tipo de solución se está buscando. Por esto, es muy recomendable determinar diferentes aspectos de la herramienta a adquirir. Por ejemplo, puede ser un software horizontal e integral dirigido a un tipo de gestión concreta o bien uno vertical, enfocado a un sector en concreto. También está la opción de alojarlo en la nube o en los servidores de la empresa.

Dejarse llevar por la herramienta más económica o más popular

En el proceso de búsqueda de un software es posible que muchas empresas se sientan atraídas por aquellas soluciones que ofrezcan un precio más económico. Esto es un error ya que es posible que, ese tipo de solución no satisfaga las necesidades empresariales o bien que se quede pronto obsoleta por lo que el gasto sea en vano. También puede pasar que esa herramienta tenga luego un mantenimiento costoso. Por otro lado, las que son muy conocidas, no son siempre las más indicadas. En definitiva, es crucial mirar con detalle todas las opciones.

No tener en cuenta las demos ni los servicios postventa

Muchas veces hay un aspecto que no se tiene en cuenta a la hora de adquirir un nuevo software: el servicio postventa. Es necesario tenerlo en cuenta para no tener sustos con lo que respecta al mantenimiento, la asistencia y la formación. Por otro lado, tampoco se suele tener en cuenta las demos del programa. Hay que estar seguro de que se sabrá utilizar de forma ágil la solución, con el fin de poder sacar todos los beneficios que ofrece.

Olvidarse de que los empleados también forman parte del proceso

En el proceso que implica la búsqueda de un software es esencial implicar a todo el equipo. Hay que tenerlos informados de las funciones y usos del programa, con el fin de que, a la hora de ponerlo en marcha, todos sean conocedores de las prestaciones que tiene y de cómo utilizarlo de forma correcta.

No tener en cuenta el asesoramiento profesional

Muchos empresarios consideran que no es necesario contar con profesionales a la hora de encontrar una solución que se adapte a sus necesidades. Sin embargo, esto es un grave error, ya que se trata de un proceso complejo en el que es esencial un asesoramiento especializado.