Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La digitalización de la empresa debe empezar por los empleados

  • Transformación digital

empleados productividad

Solo un 54% de los españoles poseen competencias digitales básicas, un dato relevante a la hora de afrontar un cambio tan importante en una empresa y en el que está en juego su ventaja competitiva. Una de las claves para abordar con éxito la transformación digital está en prestar atención a los empleados y su formación.

  Te recomendamos... 

La transformación digital de las empresas es y será uno de los grandes retos de cara a los próximos años. No es un proceso sencillo y, por eso, la primera pregunta que se deben hacer las empresas es si su compañía una estrategia digital definida, y la segunda pregunta que surja será por dónde empezar. Llegados a este punto, The Valley recuerda que los empleados son los grandes protagonistas en la digitalización de las compañías, por lo que la clave para dar el primer paso estará en conocer su nivel de competencias y conocimientos digitales.

Hay que tener en cuenta que solo un 54% de los españoles poseen competencias digitales básicas, un dato relevante a la hora de afrontar a un cambio tan importante en una empresa, en el que está en juego su ventaja competitiva. Además, solamente un 38% de las compañías tiene una estrategia digital definida, el 26% no tiene definido en su equipo un responsable del área digital, y un 20% no dedica formación digital a sus equipos.

Antes de conocer las competencias y los conocimientos digitales de los empleados, es clave identificar qué perfiles nos podemos encontrar en nuestra plantilla y cuáles serán sus funciones en la compleja tarea de la digitalización. De esta manera, podremos identificar de una manera más sencilla las personalidades más idóneas para liderar la transformación, además de saber qué formación necesita cada empleado. The Valley ha definido seis roles posibles:

Thinker. Su visión está enfocada a largo plazo y capta su entorno de manera amplia, lo que le permite adelantarse a las consecuencias. Le mueve más la inspiración que la ejecución.

Influencer. Este perfil, a través de sus comunicaciones, consigue atraer a un gran número de seguidores y generar opinión en las personas.

Pusher. Dirige y coordina el esfuerzo de un equipo remoto o en red, genera resultados concretos y maneja los recursos que tiene a su alcance maximizando su eficiencia. Sabe escuchar, motivar y vencer obstáculos.

Supporter. Trabaja conjuntamente con otras personas en entornos digitales, reforzando sus acciones y, de esta manera, ayudando a concluir tareas de manera más eficiente.

Explorer. Busca recursos e información de manera autónoma, participa activamente en comunidades de aprendizaje y todo su conocimiento, y lo comparte.

Relational. Es la figura clave para el networking, tanto de manera presencial como de forma virtual, conectando a los profesionales y buscando puntos de interés en común para generar sinergias y armonizando sus relaciones.