Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

El sector del automóvil avanza hacia la digitalización a buen ritmo

  • Transformación digital

Coche

Tecnología innovadora en el proceso de fabricación, vehículos inteligentes para una experiencia de conducción óptima o servicios muy completos para el cliente, son algunas de las claves de la Industria 4.0 aplicada al sector del automóvil, que incrementará todavía más su importancia para la economía española.

Si bien, durante décadas, el sector de la automoción ha utilizado los mismos métodos de producción, la era digital ha supuesto un cambio completo del funcionamiento del sector, que ahora avanza con pasos decididos hacia un modelo más eficiente, sostenible y con la tecnología como base de su crecimiento, como señala un artículo de Tecnología para los Negocios.

El potencial del sector a nivel nacional es total. De hecho, ya supone el 10% del PIB de España, que es el segundo fabricante de coches de Europa, solo por detrás de Alemania, mientras que en vehículos industriales es el primer fabricante de Europa. La digitalización del sector, por lo tanto, supondría una contribución mayor todavía a la economía y al empleo del país.

El sector del automóvil está ya inmerso en una profunda transformación digital aplicando las bases de la denominada Industria 4.0. Para implementar la tecnología más innovadora, el sector del automóvil debe buscar aliados, colaborando con firmas tecnológicas punteras que aporten su conocimiento. Tal es el caso de la alianza de SEAT y Samsung, o la de Ford y Amazon, entre otras.

La principal ventaja de la implementación tecnológica es la optimización de los procesos de fabricación. El Big Data ha permitido una total monitorización de los procesos de fabricación, con un mayor control de dónde está cada coche, qué componentes tiene incorporados, de qué serie, etc., lo que permite detectar mucho antes cualquier problema o fallo en una serie de coches, evitando crisis corporativas importantes como las vividas en los últimos años.

Otra ventaja es el aumento de la personalización. Y es que el sector ya es capaz de producir de forma menos masiva, segmentando mucho más cada modelo a un tipo de público. Con el paso de los años, la personalización seguirá en crecimiento, y cada cliente podrá elegir un coche a la carta casi a medida.

El componente sostenible y de respeto al medio ambiente es uno de los aspectos que el cliente más tiene en cuenta a la hora de tomar una decisión de compra. La tecnología verde o Green IT permite disponer de centros logísticos y de producción más eficientes, con un consumo energético muy inferior al de los centros tradicionales. Además, el automóvil, también incorpora elementos a favor de la sostenibilidad como la reducción del consumo, las emisiones o los residuos y el uso de fuentes energéticas limpias.

Finalmente, la culminación de un proceso de diseño y producción del vehículo con muchos ingredientes tecnológicos es necesariamente un vehículo muy diferente al que se producía mediante procesos tradicionales. La llegada del coche inteligente es una realidad, y su evolución natural nos llevará a vehículos cada vez más autónomos, con una movilidad totalmente conectada, con mayores comodidades y sistemas de seguridad perfeccionados.