Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La transformación del puesto de trabajo es una prioridad

  • Transformación digital

pyme oficina empleados

IDC Research España analizó en su evento Workplace Transformation las líneas maestras del puesto de trabajo del futuro que ya se está haciendo presente, un entorno en el que dominará la contribución y la colaboración del empleado, y la tecnología impulsará la productividad de los trabajadores.

Colaboración, flexibilidad, seguridad, dinamismo y experiencia son algunas de las características que definen el nuevo puesto de trabajo, fruto de la transformación que están viviendo las empresas para incrementar su productividad. De hecho, la transformación del puesto de trabajo es hoy una apuesta generalizada, como quedó expuesto en el evento Workplace Transformation celebrado por IDC Research España.

El puesto de trabajo ha cobrado hoy en día una relevancia estratégica en las empresas, ya que “crea valor, atrae talento e influye en la satisfacción de la fuerza de trabajo y a la vez en su productividad”, afirma Ricardo Malhado, analista senior de IDC Research España. No en vano, según datos de la consultora, el 45% de los CIO en España consideran los servicios de workplace, endpoint y movilidad una prioridad de inversión.

De cara al futuro, el trabajo no estará estrictamente asociado a un espacio físico ni a un horario determinado, sino que habrá múltiples configuraciones que afectarán al lugar de trabajo, a las herramientas y a las personas. Además, se incorporan al mercado laboral nuevas generaciones nativas digitales, lo que producirá un cambio cultural inevitable en las organizaciones de todas las industrias. Los modelos de adquisición de talento tradicionales evolucionarán hacia un planteamiento más rápido, virtual, sin límites y orientado a tareas.

La consultora apunta asimismo que los empleados del futuro verán máquinas y humanos colaborando y transformando la naturaleza del trabajo. De hecho, en cinco años, se prevé que hasta un 20% de los trabajadores europeos del conocimiento poseerán un bot, smart agent u otro tipo de software cognitivo como compañero de trabajo.

Así las cosas, en estos nuevos entornos, dominará la contribución y la colaboración del empleado y la tecnología impulsará la productividad de los trabajadores en los entornos de oficina y en los entornos operativos como logística, producción o mantenimiento. Ante este panorama, desde IDC Research España aporta 5 consideraciones para los CIO:

- No ignorar el impacto que las tecnologías emergentes tendrán en el futuro del trabajo.

- Identificar y priorizar las áreas y funciones de negocio que podrán ser más impactadas por la revolución de la cultura empresarial en curso.

- Encontrar el equilibrio entre el enfoque tecnológico y el enfoque en el usuario;

- Integrar la seguridad en todas las soluciones desplegadas.

- Tener cuidado con la automatización extrema, manteniendo los controles, correcciones y restricciones necesarias en los procesos.