Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

España ya es el décimo país de la UE en desarrollo digital

  • Transformación digital

transformacion digital 2

La mayoría de los españoles hacen un buen uso de una diversidad de servicios online, y más empresas españolas recurren a las redes sociales, las facturas electrónicas, los servicios cloud y el comercio electrónico. España figura en posiciones más altas en el ámbito de la administración electrónica.

  Te recomendamos... 

La Comisión Europea ha hecho públicos los resultados del Índice de Economía y Sociedad Digital (DESI), que establece el grado de progreso digital en los 28 países de la Unión Europea, un informe que sitúa a España en la décima posición europea, lo que implica que ha ascendido seis posiciones desde que este índice se publicase por primera vez en el año 2014. España se coloca así en transformación digital por delante de grandes países de la Unión Europea, como Alemania, Francia e Italia.

El DESI recoge cinco indicadores sobre la digitalización del país: conectividad, capital humano, uso de internet, integración de la tecnología digital en las empresas y servicios públicos digitales. Los resultados de España son buenos en conectividad, gracias a la amplia disponibilidad de redes de banda ancha fija y móvil rápidas y ultrarrápidas, y al aumento de su implantación. España tiene un 72% los hogares con acceso a fibra; un porcentaje muy superior a la media europea que se sitúa en el 27%. La mayoría de los españoles hacen un buen uso de una diversidad de servicios online, y el uso de Internet de los españoles está por encima de la media comunitaria en servicios de entretenimiento digital (vídeo bajo demanda, música y juegos).

España también ha mejorado en lo que se refiere a capital humano, pero aún se sitúa ligeramente por debajo de la media, en la posición 14ª. En concreto, una quinta parte de los ciudadanos españoles aún no están online y cerca de la mitad de sus ciudadanos siguen careciendo de las competencias digitales básicas. A pesar del aumento de la demanda en el mercado de trabajo, la oferta de especialistas en las TIC sigue estando por debajo de la media de la UE.

España debuta en el quinto puesto en el subindicador sobre usuarios de servicios de salud electrónicos y mantiene su liderazgo en el de datos abiertos. La integración de la tecnología digital en las empresas sitúa a nuestro país en el grupo de cabeza de la Unión Europea, pasando del puesto 10º al 7º. Más empresas españolas recurren a las redes sociales, las facturas electrónicas, los servicios en la nube y el comercio electrónico. Durante 2017, se ha incrementado cerca de un 5% el total de empresas españolas que ha comenzado a utilizar la tecnología cloud.

Entre todas las dimensiones, España figura en posiciones más altas en el ámbito de la administración electrónica, al situar a nuestro país en cuarta posición en el indicador de servicios públicos digitales. Esta puntuación favorable guarda relación con el Plan de Transformación Digital de la Administración, que refuerza y aporta más calidad a este tipo de servicios que se ofrecen al ciudadano. Prueba de ello es la mejora sustancial en los servicios públicos digitales para negocios y en la realización de servicios online, escalando de la 11ª posición a la 3ª y 6ª, respectivamente.