Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Factores por los que la nube supone una ventaja para las empresas

  • Cloud

nube cloud

Aunque todavía muchas empresas se resisten al cambio, la tendencia hacia la nube es evidente. Y es que la tecnología cloud permite ofrecer soluciones tecnológicas muy avanzadas a costes mucho más reducidos que con las soluciones locales.

El crecimiento de las soluciones tecnológicas en la nube es imparable. El cloud computing ofrece múltiples ventajas, como movilidad, accesibilidad y seguridad, y también supone un gran ahorro de costes. Son cuatro los principales factores por los que la nube supone una ventaja estratégica y financiera para las empresas:

Ahorro en infraestructura

Disponibles bajo la modalidad de pago por uso, las soluciones en la nube permiten a las empresas evitar los altos costes de la compra de servidores. Con el cloud computing ya no es necesario pensar en grandes inversiones o tiempos de amortización. Además, el almacenamiento en la nube es ilimitado, permitiendo a las empresas crecer sin necesidad de hacer grandes inversiones en ampliar sus servidores.

Menores costes de mantenimiento

Al contrario que los servidores locales, los servidores en la nube permiten a las empresas desentenderse de la gestión de su infraestructura. Los proveedores cloud se encargan de garantizar su estabilidad y seguridad de forma permanente. Además, con los servidores cloud las empresas ahorran en costes de electricidad al no tener conectado un servidor local durante horas a la corriente de la oficina.

Mayor seguridad

Garantizar la seguridad de los servidores para hacer frente a posibles amenazas informáticas es más sencillo con soluciones en la nube. Los servidores locales, requieren de un constante mantenimiento para garantizar su protección y seguridad. Las soluciones en la nube cuentan con exigentes protocolos de seguridad que evitan la proliferación de amenazas en los sistemas.

Escalabilidad de cara al futuro

También es importante tener en cuenta el valor que conlleva estar adaptado a una solución preparada para el futuro y lo que puede costar a medio o largo plazo seguir estancado con tecnología tradicional. El volumen de datos e información que gestionan las empresas es cada vez mayor. La capacidad de almacenar y tratar adecuadamente estos datos resultará clave para el crecimiento y desarrollo de cualquier empresa.