Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

3 razones por las que la actualización de tus dispositivos es crítica

  • Estrategias

pyme negocio oficina

Las empresas más pequeñas a menudo piensan que retrasar una renovación de sus equipos de TI les ahorrará tiempo y dinero. Desafortunadamente, esta decisión en realidad aumenta los costes y los riesgos de seguridad, y también ralentiza la productividad.

¿Sabías que 46 millones de pequeñas y medianas empresas dependen de dispositivos que datan de 2014 o incluso antes? La renovación de sus equipos es esencial para que las empresas se transformen, compitan y prosperen. Tu empresa necesita nueva tecnología, he aquí las tres razones principales:

La actualización del equipamiento ayuda a minimizar los riesgos de seguridad

Los dispositivos más antiguos de Windows pueden carecer de las últimas prestaciones de seguridad de hardware y software, poniendo en riesgo la seguridad de los datos. Las pymes son los objetivos principales de los hackers: según datos de Ponemon Intitute, más del 50% de las pequeñas empresas han sufrido una brecha de datos o ciberataque, con un coste medio de más de 84.000 dólares por infracción. Una actualización a una versión más reciente del sistema operativo brinda a los usuarios defensas integradas, junto con los últimos dispositivos y protección de datos a lo largo de la vida útil del dispositivo.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Los viejos dispositivos son costosos de mantener y reparar

Los ordenadores de más de cuatro años pueden costar 1,5 veces más en reparaciones, es decir, una media de más de 1.700 dólares por año, por dispositivo en mantenimiento, reparaciones y pérdida de productividad, en comparación con los nuevos dispositivos, de acuerdo con un estudio de TechAisle.

Los dispositivos anticuados disminuyen la productividad

Los PC de más de cuatro años provocan un aumento de 2,1 veces en horas perdidas de productividad, lo que supone una pérdida de productividad media de 1.260 dólares. Los PC antiguos solo pueden ejecutar aproximadamente cinco aplicaciones simultáneamente sin afectar al rendimiento, mientras que los PC más nuevos pueden ejecutar fácilmente ocho o más. Datos internos de Microsoft señalan, además, que los nuevos dispositivos Windows 10 Pro con procesadores Intel vPro de séptima y octava generación mantienen a los usuarios productivos mientras viajan, con hasta un 25% más de eficiencia de tiempo, una media de arranque hasta un 28% más rápida en comparación con Windows 7, y una batería que dura hasta a 3 veces más que los dispositivos Windows anteriores.