El imperativo de la nube para la industria energética

  • Estrategias

petroleo energia

En una industria que es inherentemente volátil y cíclica, las compañías energéticas deben actuar ahora y aprovechar la nube. La nube puede ayudar a que las empresas sean más ágiles, resilientes, competitivas y sostenibles. Las compañías petroleras están liderando la adoptación de la nube, y muchas planean migrar por completo sus TI.

Con las prioridades de la industria energética cambiando y el volumen de datos aumentando constantemente, la necesidad de la nube nunca ha sido mayor. Al mismo tiempo, la propuesta de valor en la nube para las empresas de energía nunca ha sido más fuerte, por lo tanto, abrazar realmente el potencial ahora se ha convertido en un imperativo comercial.

La industria energética nunca ha estado más preparada para aprovechar el potencial de la nube. De hecho, su adopción está creciendo significativamente cada año, y muchos operadores han comenzado a experimentar con tecnologías en la nube, siendo las compañías petroleras la que están liderando el camino, muchas de las cuales planean migrar por completo sus TI on-premise en los próximos cinco años, señalan desde Accenture.

La industria de la energía necesita perseguir tres imperativos: mejorar la agilidad y la resiliencia, impulsar la competitividad y avanzar hacia la sostenibilidad. Las limitaciones estructurales y tecnológicas de las empresas del sector han creado barreras para la conectividad, la escalabilidad y la gestión efectiva de datos, tres cosas que son esenciales para lograr los imperativos. La nube ayuda a desmantelar estas barreras al proporcionar conectividad y potencia informática instantáneas, escalable y a un coste menor. También transforma la capacidad de una organización para utilizar los datos de nuevas maneras.

Los datos en la industria de la energía generalmente se alojan en muchos sistemas y bases de datos locales desconectadas. La reinvención requiere reunir todos esos datos para mostrar una visión de toda la empresa, generar información a través de la aplicación de herramientas de análisis e inteligencia, como el aprendizaje automático, y facilitar una toma de decisiones mejor y más rápida. La nube es una base poderosa sobre la cual construir las capacidades de datos que se necesitan ahora. Las empresas que emplean la nube (y las herramientas de análisis en la nube) para aprovechar el poder de los datos disfrutarán de una clara ventaja competitiva.

Las plataformas en la nube permiten una conectividad casi en tiempo real entre lo que tradicionalmente han sido áreas funcionales aisladas. Esta conectividad hace posible que las empresas construyan y aprovechen la analítica avanzada para analizar, explorar y establecer relaciones causales entre diversas funciones. Una comprensión de estas relaciones funcionales, a su vez, permite a las empresas adoptar una visión empresarial integrada para la toma de decisiones.

En una industria que es inherentemente volátil y cíclica, esta visión integrada es fundamental para desarrollar la resiliencia, así como la flexibilidad que se necesita para escalar hacia arriba o hacia abajo con ciclos fluctuantes. A las empresas de energía que no aprovechen la conectividad, la flexibilidad y la seguridad de la nube les resultará extremadamente difícil lograr la resiliencia empresarial, los modelos de costos variables y las capacidades de optimización de valor que permiten la competitividad. En última instancia, es un entorno colaborativo que permite que la energía se vuelva sostenible.

Más información 

Cloud se ha convertido en la clave de las empresas que están abordando procesos de transformación digital y necesitan disponer de una infraestructura que les aporte la flexibilidad, la agilidad y la escalabilidad necesarias para crecer, al mismo tiempo que controlan los costes. Si quieres conocer cómo Linke, compañía de Syntax, especialista en migraciones de sistemas a la nube, puede ayudar a tu organización a conseguir los resultados que espera de este modelo, solo tienes que seguir este enlace