Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Pautas para potenciar la productividad laboral con la tecnología

  • Productividad

digitalizacion pyme empresa

Multitud de dispositivos y gadgets están diseñados por y para un entorno laboral. Otros son más versátiles, pero pueden aumentar la eficiencia en el trabajo usados de forma adecuada. La clave está en saber elegir aquellos más adecuados para ser productivo en el trabajo, pero sin que la tecnología te distraiga.

La tecnología puede significar distracciones, multitarea, procrastinación, pero bien empleada puede reforzar la organización, la concentración y la productividad. Según Forbes Technology Council, una agrupación de CIO, CTO y ejecutivos tecnológicos que analiza el impacto de la digitalización en la sociedad, hay que tener en cuenta una serie de pautas a la hora de potenciar la productividad laboral con la tecnología:

--Escoger la herramienta adecuada en función de las necesidades laborales u organizativas.

--Incorporar herramientas de automatización en la medida de lo posible, intentando eliminar tareas burocráticas que consumen tiempo y recursos.

--Mejorar la gestión de contraseñas y autentificación de usuarios, para que el uso de múltiples plataformas no se acabe convirtiendo en un lastre para el negocio.

--Solo utilizar la tecnología cuando sea necesario. Usar una app o un dispositivo, por sí mismo, no va a reforzar la productividad.

--Apostar por la organización del tiempo. Es la gran medida de la productividad. Los dispositivos y servicios que mejoran la planificación de tareas son clave para trabajar de forma más eficiente.

--Que la tecnología no sea una distracción. Automatizar y planificar debe contribuir, a la larga, a usar la tecnología con menos frecuencia, reduciendo las interrupciones y la multitarea.

--Los objetivos y la simplicidad lo son todo. La tecnología es una herramienta. Fijar objetivos alcanzables y sencillos, monitorizarlos y analizar los procesos sigue siendo importante para mejorar la eficiencia, con o sin la ayuda de la tecnología.

Con estas pautas claras, dispondrás de mejores herramientas para trabajar de forma más eficiente y disparar la productividad.