Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La necesaria transformación de la industria química

  • Transformación digital

industria digitalizacion

La industria 4.0 va siendo una realidad, también en el sector químico. Para potenciarla, la Federación Empresarial de la Industria Química Española colaborará con DigitalES en diversas acciones conjuntas que abordarán temáticas tan relevantes para el sector químico como la ciberseguridad, Big Data, o la fabricación aditiva, entre otras.

La directora general de la Asociación Española para la Digitalización DigitalES, Alicia Richart, y el director general de la Federación Empresarial de la Industria Química Española (FEIQUE), Juan Antonio Labat, han suscrito un acuerdo de colaboración para promocionar y contribuir a la digitalización de la industria química española, un aspecto clave para la competitividad de este sector.

El acuerdo contempla la participación de Feique en diferentes grupos de trabajo de DigitalES, así como la planificación y desarrollo de diversas acciones conjuntas, con el propósito de abordar temáticas tan relevantes para el sector químico como son la Industria 4.0, la ciberseguridad, la formación de trabajadores en este ámbito, la digitalización orientada a la innovación, Big Data o la fabricación aditiva, entre otras.

Algunos de los principales retos de digitalización que la industria química debe afrontar son las herramientas de control de procesos avanzadas, la detección temprana de fallos o desviaciones, la modelización y síntesis, o el tratamiento de datos. “La consecución de estos retos permitirá a la industria química experimentar un impacto positivo sobre su competitividad gracias a la modernización de las capacidades productivas y posicionarse a la vanguardia de la sostenibilidad al contribuir a procesos más seguros y eficientes con menor impacto ambiental debido a la óptima gestión de recursos”, aseguran desde la federación.

En el sector químico, la tecnología digital se utiliza para agilizar los procesos, la producción y para mejorar los rendimientos, permitiendo además una mayor flexibilidad. Las industrias de procesos se benefician también de la integración de datos de desarrollo, producción y suministro, lo que permite a los fabricantes responder a los deseos de cada cliente y reaccionar antes a las demandas del mercado.

Según un estudio de McKinsey & Company publicado en febrero de 2017, las empresas que emplean estrategias digitales prevén un crecimiento al doble de la tasa media de la industria. Por su parte, una encuesta a los principales productores de productos químicos realizada por ICIS/Accenture a primeros de año muestra que el 35% de los clientes ya están siendo contactados online.

La distribución química también está abocada a la digitalización, máxime cuando cada vez hay más millennials en la fuerza laboral y en los puestos directivos. Analizando las interacciones con los clientes a lo largo de la cadena de valor, estas tecnologías pueden proporcionar información que se puede utilizar después para anticipar necesidades, configurar las ofertas y determinar el canal que utiliza para ofrecer esas ofertas, lo que redunda en una mejor experiencia y la retención del cliente.