Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Aún se ve la transformación digital como una simple revolución tecnológica

  • Transformación digital

digitalizacion pyme empresa

La transformación digital es un proceso de cambio que afecta a toda la organización y cuyo éxito requiere no sólo de la incorporación de nuevas tecnologías, sino de cambios en actitudes y comportamientos al nivel de toda la organización. Un 52% de los CIO dice que existen tensiones entre TI y el resto de las áreas.

Actualmente, la transformación digital está generando mucho ruido y tensiones en las empresas, donde no sólo hay una notable confusión sobre este término entre los directivos , sino que hay propuestas que lo demonizan o lo consideran un sinónimo de cambio tecnológico. Esta es una de las conclusiones que se desprende del estudio “Una transformación digital incompleta” del ICEMD, que analiza los principales desaceleradores de la transformación digital en España. Así, de acuerdo con el 88% de los directivos consultados, el presupuesto es la principal barrera para la transformación digital.

De acuerdo con el estudio, los directivos de muchas empresas españolas consideran que la transformación digital es simplemente una revolución tecnológica, cuya importancia radica en su impacto en la productividad, las reducciones de coste y los nuevos productos que pueden crearse. Este concepto resulta limitado y se refleja en los objetivos que las empresas persiguen con la transformación digital.

Según los directivos, con la transformación digital, las empresas quieren incrementar ventas con una mayor y mejor presencia en canales digitales, reaccionar rápidamente ante las nuevas demandas de los clientes, fidelizarles mediante la mejora de la experiencia de usuario, adelantarse o defenderse de una disrupción en el sector, reinventarse y crear nuevos canales de venta. En este sentido, la velocidad de reacción al cambio de los consumidores es la principal preocupación para el 82% de los directivos, mientras que un 42% lo considera crítico para su empresa, que debe reducir sus ciclos de innovación y acelerar el ritmo de lanzamiento de nuevos productos.

La transformación digital es un proceso de cambio que afecta a toda la organización y cuyo éxito requiere no sólo de la incorporación de nuevas tecnologías, sino de cambios en actitudes y comportamientos al nivel de toda la organización. Los directivos afirman que un 54% de las organizaciones cree que la transformación digital es un cambio profundo que afecta a toda la organización; un 29% piensa que es aprovechar las nuevas tecnologías digitales y el 18% restante una forma de responder a los nuevos hábitos de los consumidores.

Finalmente, es estudio señala que, si bien la transformación digital usa la tecnología, su éxito dependerá más de cómo se haya gestionado. El CIO ha de hacerse cómplice de su CEO y ser consciente de que hay un mundo más allá del departamento de TI con el que cada vez más necesita estar integrado. A este respecto, un 52% de los CIO dice que existen tensiones entre TI y el resto de las áreas, y un 43% admite que no se le tiene en cuenta como referente tecnológico ni se respeta su visión.