Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Razones para implementar una política BYOD en tu empresa

  • Ultramovilidad

byod movilidad

Desde el aumento de la popularidad de los dispositivos móviles, las organizaciones han considerado e implementado planes de integración entre los dispositivos electrónicos de sus empleados y sus propios sistemas. El aumento de la movilidad de los empleados, la satisfacción y la productividad, son los principales impulsores de BYOD.

Los dispositivos móviles se han convertido en una herramienta de trabajo indispensable para los profesionales, que pueden así colaborar, acceder a la información y terminar el trabajo en cualquier momento y lugar. Las empresas lo saben, y por eso permiten que sus empleados utilicen dispositivos privados para trabajar.

Las políticas BYOD (Bring Your Own Device) hace tiempo que existen en el ámbito empresarial, pero si aún no te lo has planteado en tu negocio, hay seis razones por las que deberías:

1. Ahorro de costes. Esta es una de las razones más importantes por la que las empresas implementan BYOD. Por ejemplo, las organizaciones ya no han de hacerse cargo del coste de mantenimiento y reparación de smartphones, tablets u ordenadores portátiles utilizados y que son propiedad de los empleados. Además, los gastos de capacitación disminuyen sustancialmente cuando los empleados utilizan tecnologías con las que ya están familiarizados y se sienten cómodos.

2. Mejora de la productividad. Cuando se trata de sus dispositivos, cada empleado tiene sus propias preferencias personales. Algunos pueden preferir un dispositivo con un sistema operativo Android, otros pueden optar por un dispositivo que se ejecuta en una plataforma iOS. Con sus propios smartphones, los trabajadores pueden realizar trabajos de mayor calidad a una tasa de producción más rápida, lo que aumenta la productividad en su conjunto.

3. Mayor capacidad de respuesta de los empleados. Implementar una política BYOD va más allá de ahorrar costes y mejorar la productividad: proporciona a los empleados más libertad y muestra la confianza en ellos por parte de la empresa. Los trabajadores llevan consigo sus dispositivos a todas horas del día, dondequiera que vayan. Para las organizaciones, eso significa que tienen un empleado que siempre podrá estar conectado al trabajo, en caso de que surja la necesidad. Eso no significa que deban trabajar todo el tiempo, pero tendrán una mayor tasa de respuesta si se necesita contactar con ellos por un motivo urgente.

4. Actualización de dispositivos. La mayoría de las personas pueden mantenerse al día con los últimos dispositivos más fácilmente de lo que una empresa podría hacerlo, especialmente porque no tienen que cumplir con los cronogramas presupuestarios de actualización de inventario de TI. Estos dispositivos más nuevos vendrán con características más avanzadas y mejores sistemas operativos, lo que se traduce en más productividad y mejores protocolos de seguridad incorporados.

5. Enfoque en la nube. En el panorama empresarial moderno, las aplicaciones basadas en la nube se están convirtiendo en sinónimo de éxito. Alrededor del 90% de las organizaciones utilizan la nube de alguna manera, y el 50% utiliza los servicios en la nube como su solución preferida. Las políticas BYOD van de la mano con estos servicios en la nube. La mayoría de las aplicaciones de vanguardia admiten dispositivos móviles, lo que significa que los empleados tendrán acceso a herramientas de trabajo avanzadas en cualquier momento.

6. Flexibilidad para todos. Con BYOD, cualquier trabajo que deba realizarse se puede completar desde cualquier lugar y en un solo dispositivo, de forma segura y conveniente. BYOD ofrece tanto a los empleados como a las organizaciones una mayor flexibilidad para trabajar de la manera que sea más efectiva.