Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Potencia la seguridad de tu infraestructura híbrida

  • Seguridad

HPE seguridad

Concienciarse acerca de los riesgos de seguridad de una TI híbrida es el primer paso para asegurar tu organización, permitiendo que los datos de tus empleados y clientes estén más seguros a largo plazo. Un enfoque de seguridad proactivo mantendrá tu negocio funcionando y evitará tiempos de inactividad.

Para las pequeñas y medianas empresas que adoptan un enfoque basado en la nube para administrar sus datos y aplicaciones, la seguridad es una de sus principales preocupaciones. La evolución de las amenazas a la seguridad y al cumplimiento pueden hacer que una empresa evite migrar algunos activos a la nube, pero las soluciones de TI híbridas pueden ser la respuesta. Un enfoque de TI híbrido te permite disfrutar de la agilidad, el ahorro de costes y la accesibilidad de la nube, mientras disfrutas de la tranquilidad generada por un control in situ, pero una infraestructura híbrida también presenta riesgos de seguridad. Un artículo de The Pulse of IT explica cuáles son los riesgos de seguridad y cómo ponerles remedio.

Ignorar problemas de seguridad

Desplegar una TI híbrida sin fijarse en la seguridad no es aconsejable. Incluso sabiendo qué problemas de seguridad debes tener en cuenta, es posible que carezcas de la experiencia interna necesaria para administrar de forma segura una solución de TI híbrida. La solución está en elegir a un proveedor de servicios cloud en el que confíes y establecer con él una comunicación abierta sobre tus necesidades de seguridad actuales y futuras, además de establecer tus propias medidas de seguridad locales, como establecer de contraseñas seguras o implementar autenticación de dos factores.

Falta de compatibilidad entre entornos

Es posible que tu empresa esté familiarizada con la administración de la autenticación, la autorización y la gestión de identidades para los datos y las aplicaciones in situ, pero a medida que adoptas un enfoque de TI híbrido, los procesos deben funcionar en dos entornos. Por ejemplo, si tu empresa maneja datos de tarjetas de pago, debes demostrar que tanto los sistemas internos como los del proveedor cloud cumplen con los estándares de seguridad de datos. Para ello, una vez que adoptes una solución de TI híbrida, debes asegurarte de que las transferencias de datos están protegidas adecuadamente.

Los datos almacenados in situ están seguros

No te dejes engañar pensando que tus datos en la nube están más expuestos que los datos almacenados in situ. Para garantizar que tus datos están protegidos en todos los frentes crea una estrategia completa de seguridad de TI híbrida.

Pérdida de control de las aplicaciones

Si decides trasladar determinadas cargas de trabajo a la nube, podrías tener dificultades al perder el control de estas aplicaciones. Por ejemplo, una actualización de software en la nube puede sorprenderte y crear problemas de integración con otros programas, provocando interrupciones en las aplicaciones empresariales más críticas. Para evitarlo, es aconsejable mantener una comunicación constante con el proveedor cloud, prepararse para posibles interrupciones imprevistas y automatizar la gestión de riesgos con el software adecuado.

Pérdida de control de los datos

Con los datos de tu empresa disponibles en la nube y tus empleados, socios y contratistas accediendo a ellos desde sus propios dispositivos, puedes perder el control sobre quién maneja y comparte esos recursos. Cuando estos usuarios no entienden o no siguen los procedimientos de seguridad adecuados, ponen en riesgo a toda la empresa. Los programas de educación mantendrán a tu negocio y a tus datos críticos a salvo de manos inexpertas o perezosas.

 

Descubre más opciones para tu empresa

Lee el Informe ePyme 2015: análisis sectorial de la implantación de las TIC en las empresas españolas, una completa radiografía de la adopción de las TIC en el tejido empresarial español, concretamente, en las pymes de diez sectores productivos, que representan cerca del 75% del total de empresas que componen la economía española. 

Tampoco te pierdas la primera edición del informe Termómetro del middle market en España de EY. Según sus datos, el 85% de los empresarios asegura que la cifra de negocio de sus empresas aumentará y sólo el 2% cree que bajarán las ventas. Además, el 92,5% de las organizaciones medias que confía en incrementar sus ingresos en este año, también creará empleo neto.

Y todo ello, gracias a tecnología que está posibilitando el cambio hacia la era digital. ¿Quieres alguna idea de qué soluciones tecnológicas producen estos resultados? Lee la revista digital Inspiración para pymes: cómo encontrar la tecnología adecuada.