Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Digitalización: la gran asignatura pendiente de la logística

  • Transformación digital

wearable almacen

No todas las empresas de logística han optimizado sus negocios a través de la tecnología. De hecho, todavía quedan muchas flotas en España que se gestionan con metodologías 'propias del siglo XX'. Así, competir con los grandes operadores del mercado se hace complicado.

  Te recomendamos... 

El camino hacia la digitalización de las empresas se inició hace años, pero aún hay sectores en los que muchos negocios, algunos más grandes de los que pensamos, no han apostado al cien por cien por desplegar las nuevas tecnologías en su gestión diaria. El sector logístico es uno de ellos, y en él se pueden encontrar empresas con flotas de varios centenares de vehículos en los que se trabaja con metodologías más propias del siglo pasado. “De hecho, más de un 60% de las empresas no han digitalizado su cadena de suministro”, afirma Javier Sánchez-Marco, CEO y cofundador de Furgo.

Muchas compañías del sector son reacias a adoptar herramientas para digitalizar la cadena logística. Según Sánchez-Marco “en el sector se escuchan voces que acusan a la tecnología de eliminar puestos de trabajo y debilitar a las empresas tradicionales. Pero nada más lejos de la realidad: apostar por la digitalización es apostar por el futuro”. Y es que la tecnología es clave para llegar mejor al cliente y poder competir con los grandes del sector. “Los consumidores compran cada vez más por internet, y quieren tener control y visibilidad del transporte al mejor precio. En este sentido, en un sector con una alta competencia basado en estrategias de precio, adaptarse a estas nuevas necesidades que demanda el mercado pasa por digitalizarse”, señala el directivo.

Las nuevas tendencias de consumo han permitido que el número de operaciones en el sector logístico crezca en los últimos años de forma considerable, pero en este contexto no todas las empresas han optimizado sus negocios a través de la tecnología. Así, competir con los grandes operadores del mercado se hace complicado. “Si estas empresas no hacen una apuesta decidida por la digitalización y dejan atrás formas de gestión anacrónicas, la viabilidad de la empresa será difícil, por no decir imposible”, sentencia el CEO de Furgo. “En la logística, el músculo lo da la flota, pero la inteligencia viene a través de la tecnología, que permite diseñar y optimizar las estrategias en las operaciones”.

En estos casos, las empresas que no están digitalizadas suelen ser subcontratadas por otras más grandes para realizar portes, y mientras tanto utilizan su tecnología para la gestión de la flota. Pero esta no es una solución a largo plazo, ya que cuando dejan de trabajar para esa empresa, la digitalización desaparece. “En el sector logístico solo sobreviven los que tienen músculo financiero y tecnológico propio”, augura Sánchez-Marco. “Un ejemplo reciente lo encontramos en el sector del taxi, que lo tenía todo, o al menos lo más importante y costoso: la flota y el cliente. Pero por no digitalizarse, han permitido que otras empresas, como Uber o Cabify, se hagan fuertes. Aunque creo que aún están a tiempo de adaptarse a las nuevas necesidades del sector y recuperar el espacio que han perdido”.

La solución de las empresas logísticas, concluye Javier Sánchez-Marco, pasa por contar con una plataforma digital que permita gestionar de forma integral todos los procesos del negocio, garantizando la trazabilidad y el control total.