Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

¿Quieres subirte a la nube en 2019?

  • Cloud

cloud

La nube se adapta perfectamente a los objetivos de la empresa de hoy, aportando grandes beneficios de flexibilidad, escalabilidad, eficiencia y rendimiento, y, según los expertos de Quint Wellington Redwood, 2019 será su gran año. He aquí algunas claves para aprovechar las oportunidades que traerá la nube.

Más sobre Tendencias TI

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española en datos

¿Cómo gestionar los riesgos y la seguridad en 2019? 

Índice de interconexión global

Smart cities, conectando puntos para crear un futuro más inteligente

SophosLabs 2019 Threat Report

Construyendo las plataformas digitales del futuro

En su transformación digital, el mundo empresarial camina a paso firme por las nubes. Según el Informe Cloud Computing en España de Quint Wellington Redwood, este será el año en el que las empresas españolas den el salto a cloud computing. En España el uso de la nube se centra en correo y servidores de aplicaciones, y aún está pendiente aplicar el cloud a la innovación y a la aportación directa al negocio. Sage hace un repaso por las claves para aprovechar al máximo el salto que va a dar la nube en 2019.

Se espera que este año la nube se convertirá en el gran aliado para mejorar la toma de decisiones empresariales basándose en los datos. Dado que la tendencia es que la nube penetre en aspectos cada vez más estratégicos, la calidad del proveedor cloud es básica. Una mala elección puede ser peligrosa, y si no concedemos la importancia de que tiene a la elección de proveedores de servicios en la nube, seguramente nos encontremos con que, mientras nuestros competidores avanzan con mayor productividad y capacidad de llevar fluidamente muchas tareas a la vez y con una mejora en la toma de decisiones, nosotros nos hemos quedado estancados. Nuestros costes lo notarán y, seguramente, no podamos ofrecer la calidad y precio que reclaman nuestros clientes. Resulta pues muy importante que el proveedor preste toda clase de facilidades ante cualquier requerimiento nuestro, que nos dé un servicio completo, en el que no debamos preocuparnos por nada.

A lo largo de este año la nube favorecerá asimismo el avance de otras herramientas digitales. Por ejemplo, está permitiendo la generalización de la inteligencia empresarial, permitiendo almacenar o disponer de una gran cantidad de datos propios y de terceros. Lo mismo se podría decir de la tecnología 5G. Sin la nube, algunas de sus ventajas como, por ejemplo, la mayor velocidad en la transmisión de datos, serían accesibles sólo a unas pocas organizaciones.

Por otro lado, el trabajo en la nube puede ser una de las grandes transformaciones laborales. Permite desarrollar labores conjuntas a personas que pueden no coincidir ni en horario, ni en localización y ni tan siquiera es necesario que trabajen para el mismo departamento e, incluso, la misma empresa. Y, además, los beneficios van a llegar hasta el cliente y no solamente digital. Pensemos, por ejemplo, en que la atención física puede reclamar información o servicios que están en la nube y que hacen que podamos ajustarnos permanentemente a las necesidades del cliente.

Está claro que 2019 va a ser el gran año de una tecnología, como la nube, que va a ser protagonista de importantes transformaciones empresariales en los próximos años.