Razones para hacer el cambio a la telefonía IP

  • Comunicaciones

NFON VoIP

La mayoría de las empresas están pasando sus sistemas de telefonía a IP, ya que, frente al método tradicional, permiten, entre otras cosas, tener un solo número de teléfono para diferentes dispositivos y usar la numeración DID internacional. Soluciones como Nconnect Voice de NFON hacen posible olvidar las carencias de la telefonía tradicional.

¿Quieres saber cómo NFON ayuda en los procesos de transformación digital? Lee su blog

El mundo de las telecomunicaciones está marcado por el despegue de la telefonía IP, ya que permite una serie de acciones que con la telefonía tradicional no es posible realizarlas, y aunque sean factibles, no son ni sencillas ni potentes.

Por un lado, la telefonía IP permite hacer de tu ordenador un terminal telefónico. Y es que, con VoIP puedes hacer la llamada directamente desde el ordenador, instalando un software conocido como softphone. Esta tecnología va más allá porque permite poder establecer comunicación de ordenador a ordenador, y de teléfono a teléfono.

Por otro lado, con VoIP es posible tener un solo número de teléfono para diferentes dispositivos, como un terminal físico, el teléfono móvil, la tablet y el ordenador. Esto es posible porque el número de VoIP lo usa una aplicación que permite hacer y recibir llamadas en dichos dispositivos, y hasta puede sonar la llamada en todos los dispositivos, simultáneamente, hasta que se conteste en uno de ellos, facilitando con ello el trabajo colaborativo.

En relación con lo anterior, en las líneas fijas o móviles, el número es siempre el mismo y está asociado a un operador local. Con VoIP se pueden usar los números DID, unos números virtuales pueden recibir llamadas con la numeración local de otro país. Esto permite dar un número local a los clientes de otros países sin necesidad de contratar líneas en el extranjero, o abrir una oficina en el país de destino. Los clientes, además, pagan únicamente una llamada local.

La telefonía tradicional está asimismo muy limitada en cuanto a funcionalidades, mientras que con la VoIP se puede incorporar música en espera y personalizada, o se pueden crear colas de espera aplicando reglas individualizadas. Tambiés es posible grabar las llamadas y que queden disponibles para su revisión, y se puede habilitar un sistema con buzones de voz y de fax. Finalmente, la tecnología VoIP permite crear una serie de automatismos para gestionar las llamadas entrantes, así como locuciones, filtros o bots.

Son muchas las razones para implantar la telefonía IP, y a la hora de hacerlo es clave confiar en soluciones especializadas como Cloudya, el sistema de telefonía en la nube de fácil uso, fiable e independiente de NFON, o Nconnect Voice, que permite una transición fluida hacia comunicaciones IP flexibles y escalables, manteniendo tu PBX y los teléfonos que estás usando.

Ventajas de la telefonía en la nube

El mercado de sistemas de telefonía en la nube está creciendo constantemente. De 2017 a 2022, las extensiones en la nube aumentarán de 13 millones a 26 millones en Europa. Facilidad de uso, independencia total y fiabilidad son las credenciales de los sistemas de telefonía en la nube como los de NFON. Si quieres conocer más sobre estas soluciones puedes visitar este enlace