Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Sólo 1 de cada 5 empresas españolas ha desplegado soluciones de IA

  • Estrategias

inteligencia artificial IA

Si bien el 75% de las organizaciones espera que la Inteligencia Artificial tenga un alto impacto en su sector, muchas no han pasado de la fase de proyectos piloto a la de implementación de soluciones. Realizar una aproximación consistente a la IA, involucrar a toda la organización y establecer una estrategia tecnológica, ayudarán a acelerar su despliegue.

Los avances en la Inteligencia Artificial están creando nuevas oportunidades para que las empresas españolas aceleren la innovación, mejoren su competitividad y lideren su sector de actividad, pero muchas aún no los están aprovechando. Así se desprende del estudio “Inteligencia Artificial en Europa” de Microsoft, elaborado por EY, que destaca que, aunque el 65% de las empresas españolas cuenta con planes, proyectos piloto o pruebas de concepto alrededor de las tecnologías de Inteligencia Artificial, sólo el 20% cuenta con soluciones de IA en funcionamiento, doce puntos por debajo de la media europea (32%).

Según el Estudio, el 75% de las organizaciones españolas espera que la Inteligencia Artificial tenga un alto impacto en su sector de actividad. El 95% de las empresas encuestadas cree que la IA permitirá optimizar sus operaciones y un 85% considera que mejorará la relación con sus clientes. De igual modo, la mitad de las empresas españolas anticipa que la IA tendrá un impacto alto, o muy alto, en futuras áreas de negocio aún por desarrollar.

Como parte del Estudio, Microsoft ha definido una hoja de ruta con cinco pasos clave para acelerar el despliegue de la Inteligencia Artificial en las organizaciones:

--Realizar una aproximación consistente a la IA, priorizando el ámbito de aplicación de estas soluciones, definiendo su alcance y las necesidades de negocio específicas en las áreas de experiencia de cliente, optimización de operaciones, gestión del talento y transformación de productos y servicios.

--Comunicar de forma clara a la organización los objetivos con relación a la IA y apostar por la adopción de las soluciones en todos los niveles, desde el comité de dirección hasta los empleados.

--Contar con las capacidades, las habilidades y los conocimientos requeridos para progresar a lo largo de la curva de aprendizaje de la IA, contando también con las aportaciones de partners tecnológicos en la construcción de las soluciones.

--Definir una estrategia de datos que permita contar con datos válidos para “alimentar” las aplicaciones de IA, así como establecer una estrategia tecnológica que soporte los desarrollos de Inteligencia Artificial.

--Generar confianza en la IA, contemplando su desarrollo desde un diseño ético que garantice la privacidad y la seguridad, adaptando las experiencias a la manera en que se utiliza la tecnología y respetando la diversidad.