Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Tú también puedes aprovechar el potencial de Big Data

  • Estrategias

Big Data analitica

El verdadero poder de Big Data reside en la inteligencia, en la capacidad de extraer de los datos valiosos conocimientos para tomar mejores decisiones y conseguir una serie de ventajas competitivas. Y esto vale tanto para grandes como para pequeñas empresas.

En el mundo digital, todo deja un rastro de datos. Cada minuto que pasa se producen, en todo el mundo, 900.000 accesos a Facebook, se suben 46.200 posts a Instagram y se mandan 15.000 gifs a través de Messenger. Y eso sin contar la información que generan nuestros dispositivos, cada vez más conectados.

Datos de geolocalización, de redes sociales, de movimiento, de uso de tarjetas de crédito, etc., quien los tenga en sus manos tiene acceso al nuevo oro de Internet. En el análisis de esta cantidad masiva de datos, el Big Data, está el verdadero poder del mundo conectado. Un poder que muchas compañías utilizan para hacer nuevos negocios, pero también para optimizarse y ganar en eficiencia.

Pero ¿cuál es el verdadero potencial de Big Data? Como señala un artículo de Hablemos de empresas, su poder reside en la inteligencia. Es lo que se empieza a conocer como Smart Data, datos que ayuden en la toma de decisiones y que aporten valor. Es decir, información que, una vez analizada, pueda ser utilizada por cualquiera para tomar mejores decisiones. Todo esto, según la consultora IDC, para conseguir una serie de ventajas competitivas como mejorar la relación con el cliente, ganar en eficiencia en las operaciones de tecnologías de la información, reducir los riesgos para las empresas, mejorar la operación de procesos y reducir costes, y definir nuevos modelos, negocios o procesos para el futuro.

Por ejemplo, cada vez más fábricas apuestan por el Big Data para ser más competitivas. En España hay multitud de ejemplos, como el de Confectionary Holdings (Turrones El Lobo) o la plataforma Mesbook, que utilizan los datos obtenidos en la fábrica, a través de sensores instalados en las máquinas, para optimizar sus procesos. Sectores que se tienen por menos innovadores, como la agricultura, también están aplicando el análisis de Big Data para ser más competitivos. Como en el caso de la bodega Pago de Carraovejas, para la precisión en sus cultivos y la mejora de la calidad del producto.

Y sí, aunque pueda sonar lejano, el Big Data también es para la pequeña y mediana empresa. A través de multitud de herramientas, muchas de ellas gratuitas, una pyme puede saber quién entra, cuándo entra, cómo entra, por qué entra y qué hace en su web o cómo interactúa con sus redes sociales. Y, lo más importante, puede llevar a cabo un registro y análisis completo de todas las transacciones empresa-cliente, desde el primer contacto hasta la venta final.