Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Cambios que se avecinan en el sector logístico

  • Estrategias

ecommerce envio

Los clientes de ecommerce quieren recibir los productos cuanto antes, a ser posible en la puerta de casa, y con una adecuada gestión de devoluciones. La logística se está adaptando a estas demandas con la creación de centros de distribución urbanos, el uso de robótica y drones, y la introducción del big data.

Ante los cambios en los hábitos de compra, los espacios logísticos no podían permanecer inmutables. Y es que el comercio electrónico ha llegado para quedarse, un negocio en el que todos quieren participar, desde los gigantes de la distribución y venta, hasta las tiendas y negocios online más pequeños.

Cada vez se compra más online, y se requieren entregas rápidas, en muchas ocasiones en el propio domicilio o donde el cliente quiera y/o necesite. Ello exige que las plataformas de distribución deban estar cada vez más cerca de los núcleos urbanos, surgiendo la necesidad de un nuevo tipo de plataforma dentro de la propia ciudad, que sirva tanto a tiendas, como a particulares y puntos de recogida.

Hablamos de los urban hubs, que no son otra cosa que pequeños centros de distribución 100% urbanos que van a ser imprescindibles para organizar la logística de venta y entrega de cualquier producto. Amazon es consciente de ello, y ya está a la caza de antiguos almacenes u otros locales que puedan servir como centros de distribución urbanos en grandes urbes como Madrid o Barcelona.

Los urban hubs requieren unas plataformas, que acabarán siendo totalmente automatizadas, que les surtan de productos. En relación a esto, la automatización y, de su mano, la robotización, son claves en la optimización de los espacios logísticos. El big data también juega un papel importante en dicha optimización, por lo que los puntos de distribución habrán de contar con espacios habilitados para la gestión de datos. Esta tecnología puede mejorar la eficiencia en una cadena de suministro, pues los datos analizados tienen múltiples aplicaciones que van desde ayudar a calcular las rutas de reparto, hasta servir para fijar precios de forma anticipada, entre otras.

Por otra parte, se está viendo a nuestro alrededor que proliferan los puntos de recogida, que pueden estar ubicados, por ejemplo, en cualquier tipo de comercio, donde se puede recibir lo comprado en un comercio online. Por otro lado, los vehículos de entrega tienen que tener en cuenta la sostenibilidad, y lo que primará será el coche eléctrico. En este sentido, Amazon también está entre los pioneros. Lo mismo pasa con los drones, cuyo uno de sus usos primordiales va a ser la logística. Ya hay empresas trabajando en la creación de drones que podrán traer hasta nuestra puerta entregas de hasta 40 kilogramos.