El 34% de los procesos empresariales ya se ejecutan en la nube

  • Estrategias

cloud nube camino

Prácticamente todas las organizaciones españolas conocen los servicios en la nube y sus posibilidades. De hecho, el 67% de las empresas ejecuta más del 20% de sus procesos en cloud. Sin embargo, un 29% no tiene definida una estrategia cloud. Para evitarlo, es importante contar con implementadores especializados.

El mercado de Infraestructura como Servicio (IaaS) ha entrado en una etapa de madurez tanto desde el punto de vista de la oferta como de la demanda. Como señala un estudio de Penteo para Syntax, los proveedores tienen una oferta madura para todo tipo de empresas y necesidades, con servicios lo suficientemente desarrollados y accesibles, mientras que, en el lado de la demanda, prácticamente todas las organizaciones españolas conocen los servicios en la nube y sus posibilidades.

Actualmente, el 34% de los procesos empresariales se ejecutan en la nube, lo que supone un incremento en relación a los datos de 2019, que se situaba en el 28%. Además, el volumen de empresas que ejecuta más del 20% de sus procesos en cloud ha aumentado, pasando del 44% al 67% actual, lo que confirma una fuerte tracción en el mercado.

Las empresas que utilizan servicios cloud, tienen un sentimiento de satisfacción con la tecnología, y reconocen haber conseguido los beneficios que esperaban en el momento de la contratación. Entre ellos destacan la flexibilidad de adaptación a los requerimientos de negocio y de los costes, así como ventajas en materia de continuidad y resiliencia. Pero, aunque la importancia que las compañías conceden a la nube aumenta de forma constante, un 29% de las empresas no tiene definida una estrategia cloud.

Sin un plan definido y comunicado, el resultado es la creación de los silos tecnológicos, implementaciones de soluciones no estándar, costes no optimizados y una mayor exposición al riesgo de los entornos mal configurados. Para evitarlo, es importante contar con implementadores especializados que puedan guiar a las organizaciones eliminando riesgos e incertidumbres.

Penteo señala que los principales atributos que llevan a las compañías a optar por un integrador cloud u otro son su experiencia, conocimiento y capacidades técnicas, cuestión que mencionan el 100% de las empresas encuestadas. Teniendo en cuenta la progresión de la adopción del modelo híbrido, esto implica que los proveedores deben tener alto nivel de conocimiento, certificación de los hiperescalares, de sus propias infraestructuras si es que disponen, y de sus servicios. Además, la solvencia se debe trasladar a todo el catálogo de servicios (Definición de estrategia y roadmap; Proyectos de migración de infraestructura; Proyectos de migración de aplicaciones; Operación y mantenimiento), complementado con propiedad intelectual y activos propios. El segundo aspecto, que consideran primordial y que tradicionalmente aparece como condicionante, es la seguridad de los datos, citada por el 83% de las empresas.