La confianza es el atributo más valorado a la hora de elegir un proveedor cloud

  • Estrategias

nube cloud

Históricamente, la confianza se ha relacionado con los niveles de satisfacción del servicio, pero desde 2021 también incluye elementos como el riesgo reputacional, la responsabilidad ambiental, social y de gobierno corporativo, y la protección de datos, así como los acuerdos contractuales y la prestación y elección de servicios.

Muchas empresas estaban en un viaje de transformación a la nube mucho antes de que la COVID-19 alterara la forma en que consumirían los servicios de TI. Si bien el enfoque cambió para algunas empresas a "mantener las luces encendidas" durante el apogeo de la pandemia, parece que muchas organizaciones ahora están volviendo a encarrilar sus iniciativas cloud anteriores a la pandemia, aunque con algunos requisitos muy diferentes a nivel de proveedores, tecnologías y arquitecturas.

De acuerdo con la encuesta Q3 Cloud Pulse BuyerView de IDC, casi el 70% de los compradores de cloud empresarial esperan volver a los niveles anteriores a la pandemia, en términos de operaciones y funciones comerciales, dentro de un año. Sin embargo, hay un giro, ya que muchas de estas empresas no solo se han visto afectadas por la COVID-19, sino que también se han visto influenciadas por las discusiones sobre el cambio climático, la diversidad y la protección de datos y la soberanía. Así que ahora, a medida que las fuerzas de trabajo regresan a la oficina y las empresas buscan nuevas formas de abordar sus propios mercados diversificados y cambiantes, los proveedores están comenzando a ver grandes cambios en los criterios de selección de proveedores en la nube.

Existen directivas tecnológicas claras, desde la disponibilidad de una selección de aplicaciones y los mejores proveedores de su clase, hasta modelos de entrega, contratos y soluciones más flexibles. También hay atributos más "suaves", pero igualmente importantes, como la "confianza" que están influyendo en las decisiones de los compradores en la nube, eliminando parte del énfasis en cualidades como el "liderazgo en el mercado" y la "visión de gestión" de los proveedores de la nube.

IDC predice que para 2025, la industria de la nube generará alrededor de 1,3 billones de dólares con un crecimiento en los segmentos PaaS, SaaS e IaaS. Gran parte de esta cadena de valor será impulsada por un canal de partners y proveedores que ofrecen los mejores productos y servicios para los usuarios finales. En lugar de centrarse en la pila de aplicaciones en la nube y los modelos de entrega de un solo proveedor, la percepción del proveedor se vincula cada vez más a todo el ecosistema de proveedores que aportan valor al cliente. Los encuestados de Cloud Pulse de IDC afirman que el atributo principal para cualquier plataforma de nube única (que contenga este ecosistema) es la "confianza".

Históricamente, la confianza se ha relacionado con los niveles de satisfacción del servicio, pero en 2021 también incluye elementos como la responsabilidad ambiental, social y de gobierno corporativo (RSC). A medida que la nube continúa dominando la combinación de TI de las empresas (hoy en día, solo el 16% de la combinación total de TI de los encuestados no es cloud), toda su cadena de suministro de servicios ganará atención por la huella ambiental y otros factores, incluido el riesgo.

La confianza fue el atributo "número uno" que los clientes valoraron, más que cualquier otro requisito al elegir un proveedor cloud. La confianza abarca las áreas anteriores, desde el gobierno y la protección de datos hasta los acuerdos contractuales y la prestación y elección de servicios. La confianza también se ve en el creciente interés en los precios predecibles, las soluciones de seguridad y el rendimiento/resiliencia, así como la capacidad de ser claros y abiertos sobre los cambios comerciales y de servicio y el cumplimiento de los objetivos de RSC. La confianza está aún más estrechamente vinculada con la "satisfacción" y variará dependiendo del cliente.