Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Casi 8 de cada 10 empresas dispone de terminales para videoconferencias

  • Productividad

Polycom

El 68% de las empresas ha experimentado un aumento en el número de aplicaciones de videoconferencia que se utilizan y el 67% quiere que estas soluciones resulten más flexibles para los empleados y los socios. Y es que la práctica totalidad experimenta dificultades a la hora de gestionar sus soluciones de videoconferencia.

Los sistemas de videoconferencias están experimentando un crecimiento en términos de uso, número de soluciones y complejidad general para los usuarios finales y los profesionales de TI. Así lo indica el estudio “Streamlined Video Conferencing Strategy Drives Business Results” realizado por Forrester Consulting en representación de Polycom, compañía perteneciente a Plantronics, que evidencia la necesidad de las empresas de contar con soluciones sencillas y optimizadas para agilizar el comienzo de las reuniones y simplificar las tareas del equipo de TI que gestiona el sistema.

De acuerdo con el estudio, el 78% de las empresas afirma contar con dos o más terminales para videoconferencias en sus salas de conferencias. El 74% señalaron que el número de videoconferencias realizadas se ha incrementado durante los dos últimos años, mientras que el 84% declararon haber utilizado dos o más soluciones de videoconferencias basadas en la nube.

El estudio reveló que la mayoría de empresas recurren a varios distribuidores para adquirir tanto terminales como aplicaciones de vídeo en la nube, lo que incrementa la complejidad en lugar de reducirla, todo ello en un contexto caracterizado por la continua irrupción de nuevas soluciones en el mercado. De hecho, el informe muestra que un 96% de las compañías ya experimenta dificultades a la hora de gestionar sus soluciones de videoconferencias. Para Plantronics, esto da como resultado unas experiencias de usuario deficientes y unos empleados y profesionales de TI cada vez más frustrados.

“Los clientes confían en los sistemas de videoconferencias para aumentar los niveles de interacción, colaboración y eficiencia de los empleados: la tecnología y los servicios que utilizan deben optimizar la experiencia, no complicarla, pero esto solo es posible si la experiencia de videoconferencia resulta sencilla, fácil y fluida”, afirma Tarun Loomba, vicepresidente ejecutivo del área de Gestión de productos y soluciones en Plantronics.

Según el estudio, los profesionales de TI se enfrentan a un incremento de los costes y de los retos asociados a la gestión de múltiples sistemas de videoconferencias basados en la nube. De cara a abordar específicamente los problemas de productividad, el 77% de los profesionales de TI expresó querer contar con una interfaz de usuario y una experiencia optimizadas en los sistemas de videoconferencias.

La flexibilidad también es una demanda de los profesionales de las TI. El 68% de las empresas ha experimentado un aumento en el número de aplicaciones de videoconferencia que se utilizan en su infraestructura y el 67% quiere que todas las soluciones resulten más flexibles para los empleados y los socios. Esta característica es fundamental para la productividad, ya que el ritmo de innovación en el espacio colaborativo nunca ha sido tan acelerado debido a la rápida entrada en el mercado de nuevos competidores, soluciones y funcionalidades.