Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las organizaciones deben evolucionar sus sistemas en su viaje digital

  • Transformación digital

empresa digital

La infraestructura empresarial está evolucionando, confirmando que las arquitecturas empresariales on-premise están pasado a arquitecturas en la nube. Tanto el mercado de software como el de servicios IT van a experimentar crecimientos impulsados sobre todo por la demanda de Software como Servicio.

Más sobre Transformación Digital 

Moderniza los servicios de RR.HH. y aumenta la satisfacción de tus empleados

SAP HANA Platform: despliega todo su potencial en tu negocio

Smart cities, conectando puntos para crear un futuro más inteligente 

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

NetOps conoce a DevOps. Estado de la automatización de red

Cómo implementar automatización DevOps y lograr una verdadera agilidad cloud

En la era del conocimiento, las tecnologías de tercera plataforma están habilitando el desarrollo y despliegue de nuevos modelos de negocio para ajustarnos a las demandas del mercado. Para afrontar este nuevo escenario, las áreas de TI de las organizaciones deben evolucionar, ser más rápidas y eficientes, y adaptarse a las demandas del mercado actual.

Esto significa que se debe ser ágil en la forma de capturar y tratar los datos. En este sentido, según datos de IDC Research España, se generan 2.119 Tb de datos cada minuto, y de esa cantidad, el 20% es información en tiempo real. Por tanto, las organizaciones deben evolucionar sus sistemas y dotarlos de la flexibilidad, agilidad y escalabilidad necesarias que les permitan adaptarse no sólo a esta nueva realidad, sino que permitan realizar modificaciones y nuevas adaptaciones en el corto plazo si fuera necesario, garantizando la continuidad el negocio y la eficiencia operacional en los procesos de negocio.

En este escenario, la infraestructura empresarial está evolucionando, confirmando que las arquitecturas empresariales on-premise están pasado a arquitecturas en la nube. Esto se confirma además con un crecimiento de entre el 4% y el 5% de los servicios de datos fijos y móviles, según datos de IDC, impulsados sobre todo por el desarrollo de los modelos de negocio cloud que prestan servicios de negocio y tecnología a través de un catálogo de servicios estandarizados en los que el usuario paga por aquel servicio que usa, durante el tiempo que lo usa. Por otra parte, tanto el mercado de software como el de servicios IT van a experimentar crecimientos impulsados sobre todo por la demanda de Software como Servicio.

Conceptos como virtualización y movilidad serán claves para alinear los sistemas y aplicaciones de las empresas. En este escenario, las plataformas de gestión de cloud o CMP (cloud management platform) permiten gestionar el proceso de convivencia de entornos físicos y virtualizados. Por su parte, la virtualización aporta un mayor grado de agilidad a las operaciones, así como garantiza la compatibilidad, integración completa y una optimización de la inversión en infraestructura física, siendo más eficiente en costes y maximizando la inversión.

Eso sí, para poder conseguir los objetivos de agilidad y flexibilidad empresariales, además de todos los cambios tecnológicos es necesario un cambio cultural, concluye IDC.