Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Errores más comunes de las pymes en su transformación digital

  • Transformación digital

emprendedor startup pyme

Las pymes están adaptándose a las exigencias del mercado y a las nuevas necesidades de los consumidores del Siglo XXI. No obstante, cuando se comparan con grandes gigantes, ven sus objetivos tan lejanos que no se creen capaces de alcanzarlos. En muchos casos, creen que se han subido al tren de la transformación digital demasiado tarde.

Desde hace unos años, la transformación digital ha dejado de ser una opción, tanto para grandes como para pequeñas empresas. Las compañías del Siglo XXI deben adaptarse al nuevo panorama para garantizar su supervivencia en el mercado en el medio y largo plazo. No obstante, la digitalización es un proceso transversal que deben adoptar todas las compañías, pero atendiendo a su sector, tamaño y presupuesto, sus necesidades serán únicas en cada caso.

Las pymes cometen una serie de errores en relación con la innovación y la transformación digital que es interesante destacar a fin de evitarlos:

Compararse con otras compañías

Uno de los principales errores que cometen muchas empresas es la de comparar los resultados de sus análisis con los de otras compañías que nada tienen que ver con su actividad o están jugando en otra liga. Un ejemplo es compararse con grandes gigantes tecnológicos que tienen a varios cientos de empleados dedicados en exclusiva al desarrollo de productos, servicios y soluciones innovadoras. Un equipo humano cuyas funciones principales giran en torno a la transformación digital, y que ninguna pequeña o mediana empresa puede permitirse. Es por ello que su evolución es más lenta, pero no por ello menos valiosa.

Una pyme tampoco debe compararse con una startup nacida en plena era digital. Este tipo de compañías, a pesar de que en muchos casos son de pequeño tamaño, están 100% apoyadas en la tecnología desde el momento de su nacimiento. Sin embargo, las empresas de la vieja economía deben hacer un mayor esfuerzo, tratando de adaptar su modelo de negocio al mercado digital sin perder por ello si esencia de modelo tradicional.

Creer que no pueden participar

Otro de los errores más frecuentes que cometen las pequeñas y medianas empresas en relación a la transformación digital es creer que no pueden participar en ella, pero nada más lejos de la realidad. Es un negocio tradicional que, por supuesto, necesita adaptarse y transformarse, pero no lo va a hacer al ritmo de grandes compañías por el simple hecho de que el negocio no se mueve en el ámbito tecnológico.

Prestar demasiada atención a la transformación digital

Claro que en ocasiones también se da el caso contrario: pymes que, deseosas de transformarse y formar una parte importante del panorama empresarial actual, se olvidan de la verdadera esencia de su negocio. El verdadero éxito radica en encontrar el equilibrio entre mantener la naturaleza que originó en su momento el nacimiento de la compañía y sumarse a los cambios digitales.